miércoles, 23 de diciembre de 2009

Vestuarios sucios

Mi opinión sobre el vestuario de chicas del gimnasio del instituto es que es realmente repugnante. Un vestuario en el que se supone que te tienes que cambiar de ropa y asearte no puede estar en las condiciones en las que se encuentra demasiadas veces. Porque hay veces que te encuentras desde bolsas de pipas, cáscaras, papeles… hasta botes de gomina.
Todo el mundo está de acuerdo con que ese es uno de los lugares que más limpieza debe de tener. Pues ha habido días en los que se veía perfectamente que el vestuario no se había limpiado. Volviendo al ejemplo de antes del bote de gomina, que nos le encontramos dos días en el mismo sitio. Las alumnas de 4º empezaron a dejar de entrar en el vestuario y a dejar sus mochilas y chaquetas afuera, hasta que se les pidió que las volvieran a dejar en los vestuarios. Pero es que, en mi opinión, es un lugar en el que estando así no se puede entrar. Está claro que la culpa es de las alumnas, pero en ese caso, la clase anterior a la que comunicó al profesor el estado de los vestuarios debió ser la responsable: o bien por ser ellas las que lo ensuciaron de esa manera, o bien por no comunicárselo al profesor.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Tema 3. REALISMO Y NATURALISMO EN EL SIGLO XIX.

Si quieres consultar este documento en PDF, pincha aquí.
1.Contexto histórico-social de segunda mitad del Siglo XIX.
Contexto histórico:
-De 1833 a 1843 paso del absolutismo al régimen liberal durante la regencia de María Cristina.
-De 1843 a 1874 hay una serie de pronunciamientos, guerras civiles, golpes militares. Se produce la Primera República Española en 1873. En este régimen de los generales es donde se produce el desarrollo de de la sociedad burguesa.
-En diciembre de 1874, el general Martínez Campos da un golpe de estado, iniciándose el periodo histórico denominado restauración. Es nombrado rey Alfonso XII. Antonio Cánovas del Castillo asume la jefatura de un gobierno provisional y redacta una constitución -la sexta del siglo- en 1876. Esta constitución regula un sistema bicameral, a la que solo accedían las clases privilegiadas; no votaban las clases medias ni el proletariado. Lo destacado era el Turnismo -en una época de crisis, el partido que está en el poder es reemplazado por el que está en la oposición. Es un sistema vigente hasta 1931, con gobiernos alternativos de conservadores y liberales. Existía el caciquismo, con el cual siempre las cortes salían de acuerdo con las directrices gubernamentales.
Contexto social:
-Desde el punto de vista social nos encontramos con un estancamiento demográfico durante 1860/1900 debido:
-a la Guerra de Cuba, con muchísimas bajas.
-durante 1881/1884 fueron unos años de unas condiciones pésimas: crisis de subsistencia.
-emigración a los países hispanoamericanos.
-Industrialización del Norte y Cataluña: se forman grandes masas de proletariado que se organizan en torno a las ideas marxistas y anarquistas. -El desarrollo económico e industrial es más lento que en otros países.
-Entronque de las familias de la alta burguesía ascendente con la aristocracia.
-Los sectores tradicionalistas -nobleza y clero- conservan mucha fuerza.
-Auge de la burguesía en Europa y en España (más tardío). La burguesía liberal se divide en: moderados, exaltados y revolucionarios (demócratas y republicanos).
-En 1879 se funda el PSOE.
-En cultura se enfrentan modelos ideológicos como el de Menéndez Pelayo (conservador) frente al de Giner de los Ríos (progresista - krausismo español - Institución Libre de Ensañanza1).
-Mercantilización de la literatura: industrialización de la prensa; ésta ofrecía contenidos diferentes al informativo: novelas en folletín, por entregas. Este tipo de novela significa una democratización sin precedentes de la literatura y una nivelación absoluta del público lector.
2. El realismo en España
Comienzo a partir de 1868.
Retorno a la novela realista del Siglo de Oro, a lo cervantino y a la "picaresca".
Influencia de los grandes representantes del realismo social europeo. Balzac, Sthendal, Flaubert, Dickens, Tolstoi y Dostoyeski, serán modelos para Galdós, por ejemplo, aunque los españoles se ajustarán sólo levemente a los cánones fijados por los extranjeros (Galdós sí es, por ejemplo, sumamente escrupuloso en la recopilación de datos).
Los escritores se dividieron en dos bloques según su ideología:
-Tradicionalistas: Pereda idealiza el mundo rural como casto en virtudes, frente al corrupto modelo de vida moderna.
-Galdós y Clarín son progresistas.
-En medio se halla Valera, liberal en sus ideas pero idealizante en su obra.

3.Relación del Romanticismo y el Realismo.
El Romanticismo criticaba al mundo burgués desde posturas revolucionarias o evasionistas; el Realismo o bien lo acepta, o bien lo critica, pero desde dentro.
No son movimientos opuestos, sino que el Realismo surge como una evolución del anterior. Toma del Romanticismo el interés por la naturaleza o por el costumbrismo. Sin embargo, elimina la imaginación, lo fantástico, el idealismo y la subjetividad; todo ello debido al gusto del público burgués, más interesado en lo inmediato y cotidiano. De ahí el auge de la novela.
4.Realismo, Naturalismo y Costumbrismo, características generales.
El Realismo se produce en España al mismo tiempo que el Naturalismo, y se opone a Idealismo y Romanticismo. Se pierde el sentido de la subjetividad tan arraigado en el escritor romántico. El escritor realista aspira a captar en su obra la vida tal y como es; quiere suprimir su yo de todo aquello que escribe.
Las características de la tendencia realista en el relato son: ambiente local, descripción de costumbres y sucesos contemporáneos, afición al detalle más nimio, espíritu de imitación «fotográfica», reproducción del lenguaje coloquial o familiar y de giros regionales, etc.
El Naturalismo literario fue iniciado en Francia por Emile Zola (1840/1902) que llevó hasta sus últimos extremos los postulados realistas y añadió otros ingredientes. El Naturalismo no es sólo una tendencia literaria sino que pretende ser una concepción del hombre y un método para estudiar su comportamiento.
La existencia del ser humano para Zola está condicionada por las leyes de la herencia y el mundo circundante. El escritor toma de las doctrinas de su tiempo la base de su escritura:
*Materialismo: se niega la parte espiritual del ser humano; si las hay tienen explicaciones orgánicas.
*Determinismo de la herencia biológica y de las influencias sociales.
*Método experimental: el novelista debe experimentar con sus personajes, colocándolos en determinadas situaciones para ver cómo se comportan.
Abundan los temas fuertes y las bajas pasiones y aparecen tipos muy peculiares: tarados, alcohólicos, psicópatas, idiotas, histéricos, borrachos, dementes o personas desprovistas de sentido moral.
En España, el Naturalismo penetró muy escasamente. Solo se cuenta entre los naturalistas a Pérez Galdós en algunos momentos, a «Clarín», Picón, y, sobre todo, a la Condesa de Pardo Bazán.
Se designa con el vocablo «Costumbrismo» la tendencia a reflejar en obras de arte las costumbres de la época y del ambiente en que vive el artista que las crea. El Costumbrismo se ha producido en España en todas las épocas literarias. Pero, en general, este costumbrismo español se produce con carácter satírico. No es en este sentido como se da en el siglo XIX, sino que en esta época el Costumbrismo tiende a ser un reflejo objetivo de la sociedad, época y ambiente. El Costumbrismo deriva hacia la Novela Regional y favorece el desarrollo literario de los valores populares, dando lugar a una nueva ciencia histórico-filológica: el folklore. Se manifiesta en todos los géneros, excepto en la lírica.
A los escritores realistas les interesa la realidad externa: el entorno. Así surge la Novela Regionalista (Pereda). En otras ocasiones interesa el hombre, dando lugar a la Novela Ciudadana (Galdós y Clarín) y a la Novela Psicológica (Valera).
5. ¿Existe un naturalismo español?
Puede que Clarín, Galdós (en "La desheredada") o Pardo Bazán lleguen a ser considerados naturalistas en algunas de sus obras (Bazán en "Los pazos de Ulloa"), pero en suma no podemos decir que se dé un naturalismo total entre los españoles, salvo en el caso de Vicente Blasco Ibáñez.
Pardo Bazán habló de este tema en "La cuestión palpitante", donde no comulga totalmente con los postulados de Zola de determinismo, materialismo, retrato subjetivo, los temas de las lacras humanas y las miserias, los condicionamientos sociales, la pintura de ambientes turbios y situaciones escabrosas.
6. Características de la novela realista.
La novela se convierte en el género de mayor aceptación entre la burguesía.
6.1. Características temáticas.
-Descripción de la sociedad de su tiempo con una actitud crítica como consecuencia de los cambios producidos por el sistema de producción capitalista. Hay una intención social o moral: crítica de lacras de uno u otro tipo.
-Tipicidad e individualidad del personaje central. El protagonista suele ser un héroe problemático. En él confluyen por una parte las características sociales e históricas de la época, y por otra sus conflictos personales.
-Politización de la literatura con reflejo de la politización de la sociedad. Los escritores adoptan posiciones diferentes y opuestas: unos defendían el sistema, otros luchaban por las clases explotadas.
-Pintura de costumbres: muestran gran diversidad de ambientes: urbanos o rurales, refinados o populares.
-La descripción de caracteres dan origen a la novela psicológica en que se analizan con minucia los temperamentos y las motivaciones de los personajes: Flaubert, con Madame Bobary; Clarín, con la Regenta.
6.2. Características formales.
-Método de trabajo: observación rigurosa y reproducción fiel de la vida3. Se documentan sobre el terreno, tomando apuntes sobre los escenarios, las gentes, las indumentarias... Buscan en libros.
-Narrador omnisciente: adopta una actitud demiurga4; es decir, nos narra la acción desde una perspectiva que le permite conocer la trayectoria externa de los personajes y sus cambios anímicos, así como sus pensamientos. Sin embargo, el autor interviene con sus juicios y observaciones personales, lo que resta objetividad.
-El estilo es sobrio, cuidado, a veces familiar.
-En los diálogos, la lengua se adaptará a la índole de los personajes.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Tema 4. El Modernismo y la Generación del 98

Pincha aquí si quieres bajarte el tema en PDF.
1.- El Modernismo.
El siglo XX comienza en el momento de máximo esplendor de la estética modernista. Iniciado plenamente por Rubén Darío en 1888 con la publicación de Azul.
El Modernismo fue, entre otras cosas, una resurrección de la angustia que caracterizó a la literatura europea romántica, que por un momento parecía haber desaparecido con la fe del XIX en el racionalismo científico. Demostrada la inoperancia de la razón (Schopenhauer, Kant... ) se recupera ese malestar. Y se sueña, en la nueva poesía, con los momentos felices pasados, donde aún existían seguridades: la niñez lejana, los paraísos perdidos, los jardines cerrados y ordenados; añoranzas de un mundo que se fue.
El Modernismo acoge influencias de diversos movimientos. En realidad, el Modernismo no rechazó nada como no fuera la vulgaridad, el prosaísmo, la rutina y el conformismo estético y adocenado.
Existieron dos tendencias diferenciadas:
1.) En América (y algunos españoles: M.Machado, Marquina, Villaespesa...) tomó un sesgo fundamentalmente esteticista; se escribe una poesía cromática, brillante, sensual.
2.) En España se toma una segunda línea, más sobria y sencilla, que arraigó en los hombres preocupados por la decadencia nacional: es la vertiente conocida como "Generación del 98", que no deja de ser una línea del Modernismo.

2. Principales tendencias del Modernismo.
2.1. Modernismo canónico (parnasiano).
Movimiento surgido a raíz del Parnaso Contemporáneo francés (Parnasianismo), liderado por Leconte de Lisle.
Temas más importantes:
Parque Güell (Barcelona)-El escapismo: evasión del mundo real por medio del ensueño. Evasión que se nutre con una elegancia exquisita, y que se produce bien huyendo en el espacio (a Oriente) bien en el tiempo (al mundo medieval). Se da también un gusto por la mitología clásica. Todo ello como fruto de la idea de que el arte (imaginación, magia) supera a la vida (vulgar y despreciable) y que ésta debe imitarlo.
Dioses, ninfas, centauros, caballeros, pierrots , odaliscas , pagodas y viejos castillos, salones versallescos, jardines perfumados; cisnes, elefantes y camellos; flores de lis o de loto; brillo de perlas y de marfiles, de piedras preciosas... son los elementos de este mundo modernista.
-El cosmopolitismo. Es un aspecto más del deseo de evasión. Además, aporta a los modernistas un sentido aristocrático. París será la capital del Modernismo.
-La desazón romántica: se exaltan las pasiones y lo irracional; el misterio, lo fantástico, el sueño. Manifestaciones de tedio y de profunda tristeza. La melancolía es un elemento central. Presencia de lo otoñal, lo crepuscular, la noche (aquí se alejan del Parnaso francés).
-Amor y erotismo. Aparecen poemas de amor delicado y, frente a ellos, otros de intenso erotismo: los primeros, de amor imposible, los segundos, de desenfreno, motivados por una actitud antisocial y amoral (búsqueda del escándalo).
-Temas americanos. No va en contra del cosmopolitismo: se trata de una evasión más hacia el pasado legendario, hacia los mitos indígenas. En Hispanoamérica esta línea será básica (siempre están muy preocupados por su propia identidad).
-Lo hispánico. Este tema se acentúa (sobre todo en Hispano-América) al advertir el auge de los Estados Unidos. Se reivindica lo español frente a los valores culturales de la civilización "yanqui".
En conclusión, se ansía un mundo armónico, pleno y rodeado de perfección.
Características de la estética modernista:
-Búsqueda de los valores sensoriales, para que todo sea un goce para los sentidos
-Prodigioso manejo del idioma. Se enriquece poderosamente el lenguaje poético. La palabra adquiere una importancia vital. Se cuida el sonido, el ritmo, la referencia histórica o cultural, los valores simbólicos. Se intenta renovar el significado de las palabras usuales, crear un léxico propio de la poesía.
-Enorme renovación en el campo de la métrica.

2.2. Modernismo Simbolista.
Parte del Simbolismo francés: Baudelaire, Rimbaud, Mallarmé, Verlaine. Lo esencial es la sugerencia (de ahí la importancia que dan a la música), el poder evocador de las palabras. El didactismo debe quedar desterrado.
El Modernismo Simbolista, si bien deja notar la influencia de todas las características señaladas para la línea parnasiana, toma otras vertientes distintas: su "evasión" no se produce hacia mundos lejanos, sino hacia el mundo interior del poeta.
Después de la interiorización el poeta vuelve sus ojos al mundo exterior. Se descubre el paisaje, que se entiende como símbolo de la situación del poeta o de otra realidad social. Cuando A.Machado nos hable del campo castellano, nos estará hablando o de sí mismo. Este paisaje tendrá un valor de símbolo .
El Modernismo español es más simbolista que el hispanoamericano.

3. Métrica modernista.
La métrica modernista está marcada por la experimentación y la renovación. Sus rasgos principales son:
-Uso de los versos alejandrinos (14), dodecasílabos (12), y eneasílabos (9), escasos en la tradición poética anterior.
-Introducción de novedades en las estrofas clásicas:
+Sonetos en alejandrinos, con serventesios en vez de cuartetos.
+Sonetillos (sonetos de arte menor).
+Abundante uso de la silva, en la que, además de los clásicos endecasílabos y heptasílabos, se añaden pentasílabos (5) y eneasílabos. También se escriben silvas octosílabas.
+Romances de 7, 9, 11 sílabas por verso.
+Uso de los endecasílabos dactílicos, con acentos principales en las sílabas 4ª, 7ª y 10ª.
+Uso generalizado del alejandrino en todo tipo de estrofas.
+Aparición del versolibrismo en las últimas etapas del Modernismo.

4. Escritores modernistas.
4.1. Rubén Darío.
-Nació en Nicaragua en 1867. Fue un hombre cosmopolita; viajó por toda Europa y América (Chile, Buenos Aires, España, París -en 1900...). Los excesos le llevan a la muerte en 1916.
-Es el creador y principal representante del Modernismo. Se caracteriza por su capacidad para poetizar todo tipo de temas: medievales, renacentistas, dieciochescos, americanos... Es el poeta del amor y el erotismo (Amorós), en un afán de gozar sin límites.
-Obra.
*Azul (1888). Observamos ya variedad de ritmos y metros. Son poemas de elegancia refinada, otros de enorme sensualidad. El libro fue desigualmente recibido (Valera le acusó de "galicismo mental").
Rubén Darío*Prosas profanas (1896; en 1901 se añaden 21 poemas). Junto con Azul, pertenece al Modernismo parnasiano. Esta obra representa la plenitud del movimiento. Se produce una castellanización de las formas francesas. Sorprende por la musicalidad de los versos, de enorme variedad: versos de 11, 9, 14, 12... Es una poesía preciosista, exótica, de fantasía refinada. El poeta, que ya declaró que detestaba "la vida y el tiempo que me tocó nacer", se refugia en una torre de marfil.
El último soneto del libro ("Yo persigo una forma...", poema nº54, añadido en 1901) marca la evolución en su estilo.
*Cantos de Vida y Esperanza (1905). Se produce una crisis en el esteticismo anterior. Ahora asistimos a una poesía más íntima, más preocupada por el Hombre, más angustiada. Por eso, en esta obra abundan temas serios, hondos, a veces muy amargos. Darío reflexiona sobre el arte, el placer, el amor, el tiempo, la muerte (preocupación obsesiva), la vida, la religión...
Destacan varios poemas: "Juventud, divino tesoro" y "Lo fatal". También trata temas españoles ("Salutación del optimista", escrito en hexámetros). Muy conocida es la "Oda a Roosevelt", en la que se critica el imperialismo de los Estados Unidos.
-Estética: Es el principal modernista. Lleva al máximo todos los postulados de este movimiento (originalidad, renovación métrica y estrófica, perfección formal, elevado número de figuras retóricas...). Su figura es fundamental el la lírica española de este siglo.

4.2. El Modernismo en España.
En España existía un ambiente premodernista similar al hispanoamericano, que resultó muy influido por la irrupción de Rubén Darío. El Modernismo en España vino a romper con el tradicionalismo de la poesía anterior.
Son fundamentales las figuras de Bécquer y Rosalía, puente a la modernidad. Su poesía intimista marcará a los mejores modernistas españoles (se ha hablado de un "Modernismo intimista", denominación que acogería a A.Machado y a Juan Ramón).
El poeta modernista más importantes es Manuel Machado (1874-1947).
-Injusticia histórica con M.Machado.
-Brillantez poética. Preciosismo. Elegancia. Decadentismo. Poesía desarraigada y escéptica.
-Entre Andalucía y París; se deja notar muy fuertemente el influjo de Verlaine. Alma(1902) es su mejor obra: ligereza, agilidad, gracia, colorismo.
LA GENERACIÓN DEL 98

1. Introducción.
La Generación del 98 se llama así en alusión a la pérdida de Cuba por España.
La realidad de la España finisecular es sumamente compleja. A lo largo del siglo XIX el país vive una problemática situación político-social que se manifiesta en la Revolución burguesa del 1868. La posterior restauración borbónica (1875) no mejora mucho la situación, sino que, al contrario, la empeora al poner de manifiesto la falacia de una monarquía unificadora. Este siglo lleno de revueltas sociales, de partidos políticos, de cambios dinásticos... alcanza en 1898 su más alto momento de crisis con la guerra con los EEUU y el desastre de Cavite y Santiago. Con esta guerra, que trae como consecuencia la liquidación de las últimas colonias, se pierde la fe en la clase dirigente y en los ideales de España como nación.
La generación del 98 manifiesta el malestar español acumulado, en general, durante el siglo entero y, en particular, desde la Restauración borbónica. En los últimos años del siglo se intenta buscar una explicación a los males nacionales en el estudio del alma española (estudio psicológico de las nacionalidades). Para llevar a cabo este estudio del alma española se indaga en la tradición.

2. El Concepto de Generación aplicado al 98.
Es Azorín quien propone esta denominación en unos artículos de 1913. Incluye en dicho grupo a autores como Unamuno, Baroja, Maeztu, Valle-Inclán, Benavente, Rubén Darío, que se caracterizan todos ellos por su espíritu de protesta y su profundo amor al arte.
Aunque la idea fue rechazada inicialmente por algunos miembros de la generación como Baroja, el concepto se impone finalmente.
Los requisitos generacionales aplicados al 98
• 1. Nacimientos en años poco distantes: 1864-1875
• 2. Formación intelectual semejante: autodidactismo
• 3. Relaciones personales: amistad, tertulias, revistas, "Grupo de los Tres",...
• 4. Participación en actos colectivos propios: homenaje a Larra,...
• 5. Presencia de un guía: Nietzsche, Schopenhauer, (Unamuno)
• 6. Lenguaje generacional: ruptura con el lenguaje precedente
• 7. Anquilosamiento de la generación anterior.

3. Significación literaria del 98
Los noventayochistas contribuyen poderosamente a la renovación literaria de principios de siglo. Como los modernistas, repudian la retórica o el prosaísmo de la generación anterior (con excepciones). Retrocediendo en el tiempo, Larra fue considerado un precursor. También sintieron una especial reverencia por algunos clásicos: Fray Luis de León, Cervantes, Quevedo,... y muestran fervor por la literatura medieval: el Poema de Mio Cid, Berceo, Jorge Manrique, el Arcipreste de Hita. Estas preferencias explican sus novedades estilísticas. Azorín afirmaba, por ejemplo, que una obra era mejor, cuantas menos y más elegantes palabras hicieran brotar más ideas. Es ésta la primera nota común del lenguaje generacional, la voluntad de ir a las ideas, al fondo.
Con esto enlaza el "sentido de la sobriedad" y la voluntad antirretórica que va acompañada de un exigente cuidado del estilo (por la repulsa del prosaísmo). El estilo predominante es pues antirretórico y cuidado.
Otro rasgo común es el gusto por las palabras tradicionales y terruñeras. Todos los noventayochistas ampliaron el caudal léxico gracias a su conocimiento del habla de los pueblos o de las fuentes clásicas.
Cabe reseñar también el subjetivismo, otro rasgo esencial de la estética del 98. De aquí proviene el lirismo, que desvela el sentir personal de los autores. También de aquí proceden la dificultad al intentar separar lo visto de la manera de mirar: paisaje y alma, realidad y sensibilidad, que llegan a fundirse íntimamente.
Señalemos también las innovaciones en los géneros literarios. En el 98 se configura el ensayo moderno con su flexibilidad para recoger temas muy variados.
En suma, la renovación estética de los noventayochistas es tal, y tales sus logros literarios, que la crítica ha abierto con ellos - y los modernistas -la Edad de Plata de nuestra literatura.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Los jóvenes y el alcohol.

"El alcohol es una bebida que en estos tiempos se está consumiendo demasiado, sobre todo por lo jóvenes, aunque también por parte de adultos. Cada día el alcohol está más al alcance de los jóvenes ya que cada día hay mas sitios que venden alcohol a menores sin ningún control, conllevando con ello a que cada día beban alcohol más jóvenes y con edades mas tempranas. Los adultos parecen controlar más el beber, y los jóvenes son los que menos controlan, sobre todo los fines de semana que es cuando se van de fiesta, a hacer botellón... Beber alcohol conlleva el tener efectos malos sobre la persona que ha estado bebiendo en exceso, como, por ejemplo, que conduzca él y pueda provocar un accidente de tráfico en muchos casos matándose él. El beber alcohol nunca será bueno para ninguna persona."

¿Puede una chica de 16 años abortar sin el consentimiento de sus padres?

"Sobre este tema no sé qué opinar. Obviamente hay gente que diría que sí y otra que diría que no, pero todo depende.
Por una parte, yo creo que no, ya que eso es algo muy importante en la vida de una adolescente, como para que sus padres no lo sepan o no tengan su consentimiento. Y también porque al ser algo tan libre, puede llegar a la conclusión de no utilizar precauciones, ya que no tiene por qué contar nada en casa, porque pueden ir solas a hacerlo.
Pero, por otra parte, puede que sea mejor, ya que si por algún casual necesita abortar, lo hará más segura y sin tener la preocupación de tener que contarlo en casa, y puede que de esa manera la próxima vez piense antes de actuar."

"Sí. Por una parte está bien porque así la chica puede abortar libremente sin necesidad de tener que pasar por el mal trago de contárselo todo a sus padres, pero por otra parte está mal ya que muchas ahora igual pasan de tomar tantas precauciones ya que si están embarazadas pueden abortar sin la necesidad de tener que ir a contárselo a sus padres para que vayan con ellas."

"Yo creo que una chica de 16 años debería poder abortar sin el consentimiento de sus padres ya que es su cuerpo y su decisión. Por otra parte, sería recomendable que aunque la decisión sea de la adolescente, los padres deberían estar al tanto del embarazo para poder aportar su opinión e intentar ayudar a su hija. Debería poder abortarse si n el consentimiento ya que en ocasiones las adolescentes, por no tener la autorización de los padres para hacerlo, acuden a clínicas ilegales donde pueden correr peligro.

En cuanto a la ley del aborto, creo que cada persona es libre para elegir hacerlo o no. Yo no creo que sea bueno abortar ya que por muy pequeño que sea el bebé sigue siendo un ser vivo. A no ser que haya una razón de mucho peso para hacerlo. Pero como he dicho antes, cada uno es libre para decidir abortar o no.
" S.



¿Crees que los alumnos españoles disfrutan de muchas vacaciones a lo largo del curso?

"Yo creo que no. Al fin y al cabo tenemos las mismas vacaciones que el resto de alumnos, solo que están de diferente forma organizadas.
Las vacaciones de verano son necesarias para algunos estudiantes, ya que en ese tiempo se preparan para la recuperación de las materias suspensas.
Y si en vez de ser 3 meses fueran menos, habría alumnos que no recuperarían esas materias.
Por otra parte, las vacaciones de navidad se ajustan al calendario; es decir, el día antes de Noche Buena, y dos días después de la noche de reyes comienzan las clases. En mi opinión, creo que tenemos las vacaciones necesarias."

"Los alumnos son merecedores de estas vacaciones ya que la mayor parte del año tienen que estar estudiando, haciendo deberes, yendo a extraescolares... Por lo que la mayor parte del año llevan una vida muy ajetreada.
Las vacaciones para ellos son un momento de total descanso de su día a día tan monótono.
Es cuando tiene que aprovechar a pasarlo bien y estar con sus amigos ya que luego muchos no podrán disfrutar tanto como ahora.
Creo que las vacaciones están bien divididas."

"No creo que sean demasiadas vacaciones, sino que estas están mal organizadas. De los doces meses del año, nueve de ellos son escolares, por eso, en mi opinión, está bien que tengamos esas vacaciones. Pero, como he dicho, creo que no están organizadas como deberían. Cada año se empieza el curso (tanto en colegio como en institutos) en una fecha distinta. Un año empezamos el diecisiete otro el veintiuno, a menudo las vacaciones tampoco coinciden por lo que esto no marca un hábito al que acostumbrarnos." S.


viernes, 6 de noviembre de 2009

Comentario de texto de Canción del pirata / Espronceda.


José de Espronceda - La canción del pirata.

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín[1];
bajel[2] pirata que llaman
por su bravura el Temido
en todo el mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela[3],
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
Y allá a su frente Estambul:

-Navega, velero mío,
sin temor
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones[4]
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra,
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

A la voz de ¡barco viene!,
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar:
que yo soy el rey del mar
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual:
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río:
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena
colgaré de alguna antena
quizá en su propio navío.

Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di
cuando el yugo
del esclavo
como un bravo sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones[5],
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento,
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.

AMIG@, NO TE SERVIRÁ DE MUCHO ESTE COMENTARIO SI PREVIAMENTE NO HAS TRABAJADO EL TEXTO. HAZ UN ESFUERZO E INTENTA COMENTARLO TÚ PRIMERO; LUEGO CONSÚLTALO. ¡ÁNIMO!
Comentario de texto.
1. Estructura externa.

Texto completo escrito en versos polimétricos de arte menor.
El tipo de discurso que predomina es el descriptivo, sobre todo en la primera parte. El resto del poema es un soliloquio del capitán.
El poema se estructura en dos partes según las estrofas utilizadas. En primer lugar nos encontramos dos octavillas agudas, llamadas así por la rima aguda de los versos 4 y 8. Los versos son octosílabos. La rima es consonante quedando libres los primeros y los quintos versos de cada octavilla[6]. Tienen la siguiente distribución:
Con diez cañones por banda, -
viento en popa a toda vela, a
no corta el mar, sino vuela, a
un velero bergantín b
bajel pirata que llaman -
por su bravura el Temido c
en todo el mar conocido c
del uno al otro confín. b

La luna en el mar riela, -
en la lona gime el viento d
y alza en blando movimiento d
olas de plata y azul; e
y ve el capitán pirata, -
cantando alegre en la popa, f
Asia a un lado, al otro Europa,f
Y allá a su frente Estambul: e
A continuación nos encontramos la siguiente estructura que se mantiene hasta el final:
-En primer lugar una sextilla de pie quebrado al medir el verso 2 solo cuatro sílabas mientras los otros miden 8. Su rima es consonante.
Navega, velero mío, 8a
sin temor 4b
que ni enemigo navío, 8a
ni tormenta, ni bonanza 8c
tu rumbo a torcer alcanza, 8c
ni a sujetar tu valor. 8b

-Luego nos encontramos con otra octavilla de versos tetrasílabos con la siguiente rima:
Veinte presas 4-
hemos hecho 4a
a despecho 4a
del inglés 4b
y han rendido 4-
sus pendones[7] 4c
cien naciones 4c
a mis pies. 4B

-Por último nos encontramos con una copla que funciona como estribillo; es decir, cuatro versos octosílabos que riman en asonancia los pares.
Que es mi barco mi tesoro, 8-
que es mi Dios la libertad; 8a
mi ley, la fuerza y el viento; 8-
mi única patria, la mar. 8a


2. Estructura interna.
v.1/16 Descripción del barco, de cómo se realiza la navegación, así cómo del rumbo que lleva.
v.17/96 Soliloquio del capitán en el que aborda distintos temas:
-dirigiéndose a su barco resalta las condiciones favorables de la navegación, v.17/22.
-describe el botín conseguido y a quién se lo ha arrebatado: a los ingleses y a otras naciones, v.23/30
-Pondera la libertad que siente viviendo en el mar y no en tierra, v.35/48.
-Recalca cómo huyen de El temido los barcos cuando se encuentran con él y cómo reparte equitativamente el botín entre sus hombres, v.49/63
-Anuncia que está condenado a muerte, pero no tiene miedo, v.64/78
-Su barco es su hogar, en él duerme placenteramente, 79/92

3. Tema.
Canto a la libertad con la que vive un pirata / Soliloquio del pirata en el que se exalta la libertad

4. Resumen.
Un barco llamado El Temido navega velozmente por la noche. Su capitán alegre se dirige a Estambul y se siente tranquilo porque no ve barco enemigo y el tiempo es de bonanza. Va contento porque lleva buen botín. Se siente orgulloso de su libertad y de no tener más patria que el mar. Asimismo se considera justo porque reparte por igual las capturas. Por último, en su discurso, confiesa que no está preocupado porque se le persiga y esté condenado a muerte, ya que su vida la dio por perdida cuando logró escapar de la esclavitud. La mejor manera de demostrar su serenidad es que se duerme tranquilo arrullado por el mar.

5. Características literarias propias de la poesía romántica presentes en el texto.
Desde el punto de vista métrico hemos comentado algunas características que son propias del Romanticismo: polimetría y la combinación de estrofas en el mismo poema, muestra de la libertad creativa que caracteriza al romanticismo.
Uno de los rasgos del romanticismo liberal y de Espronceda es su predilección por personajes marginales que simbolizan la libertad. En este poema se exalta la figura del pirata, como un hombre que ha sido capaz de alcanzar su libertad luchando contra un tirano. Su vida en el mar es libre. No tiene banderas ni patria.
El destino del barco pirata es Estambul, en Turquía -Oriente. Se resalta un destino que era de especial predilección para los románticos españoles como forma de escapismo.
En cuanto a la ambientación que se recrea en el poema observamos una descripción del paisaje -mar tranquilo, por la noche, con luna- que es un reflejo de la conciencia tranquila del pirata.
El lenguaje y el estilo utilizado en el poema es el más característico del romanticismo: un discurso grandilocuente, enfático, con ritmos muy conseguidos y cambiantes, con interrogaciones retóricas V. 71: Y si caigo, ¿qué es la vida? , exclamaciones, v.49 ¡Barco viene!...

6. Figuras literarias.
ALITERACIÓN: acumulación del sonido R en los v. 55 y 56, con lo que se acrecienta el crujir del barco maniobrando para huir el ser perseguido.
A la voz de ¡barco viene!,
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar:
que yo soy el rey del mar
y mi furia es de temer.

APÓSTROFES: V.17 navega velero mío
PARANOMASIA: La luna en el mar riela[8], / en la lona gime el viento.
POLISINDETON:
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
PARALELISMOS: pues se repite la misma estructura sintáctica.
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad;
mi ley, la fuerza y el viento;
mi única patria, la mar.
Además en esta misma estribillo encontramos una ANÁFORA, pues se repite al inicio del verso un que pleonástico. Y una ELIPSIS al suprimirse el verbo copulativo es.
mi ley, (es) la fuerza y el viento;
mi única patria, (es) la mar.

EPÍTETO: v. 35. feroz guerra.
ENUMERACIÓN: v. 79/84
Son mi música mejor
aquilones[9],
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

SINESTESISA: v. 11 Y 12.
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
PERSONIFICACIÓN: V. 10 en la lona gime el viento.
HIPÉRBOLES: el barco vuela v. 3; cien naciones a mis pies v. 29/30
SINÉCDOQUE: V.5 bajel pirata, se utiliza el barco en lugar de su tripulación: a los que temen es a su tripulación.
ANTÍTESIS: V.20 ni tormenta ni bonanza
METÁFORAS: V.82/83 Término metafórico: cuando el yugo del esclavo sacudí = Término real: cuando conseguí la libertad.
Término metafórico: Que es mi barco mi tesoro, Término real: lo más preciado, querido, lo único que tiene el pirata (Metáfora impura)



[1] Bergantín. (Del fr. brigantin o del cat. bergantí, y estos del it. brigantino). Buque de dos palos y vela cuadra o redonda. Goleta.

[2] Bajel. (Del cat. vaixell). buque (‖ barco).

[3] Rielar. (Del lat. *refilāre, de fīlum). Intr. Poét. Brillar con luz trémula.

[4] Pendón1. (Del fr. ant. o prov. penon).
Insignia militar que consistía en una bandera más larga que ancha y que se usaba para distinguir los regimientos, batallones, etc.

[5] aquilón. (Del lat. aquĭlo, -ōnis).
Viento procedente del norte.


[6] La octavilla, en métrica, es una estrofa de ocho versos de arte menor formada por dos redondillas y en la que una de las rimas se repite en la segunda de ellas.

[7] Pendón1. (Del fr. ant. o prov. penon).
Insignia militar que consistía en una bandera más larga que ancha y que se usaba para distinguir los regimientos, batallones, etc.

[8] Rielar. (Del lat. *refilāre, de fīlum). Intr. Poét. Brillar con luz trémula.

[9] aquilón. (Del lat. aquĭlo, -ōnis).
Viento procedente del norte.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Tema 2. Siglo XIX: el Romanticismo. La lírica. Las Rimas de Bécquer.


2º Bachillerato.
BLOQUE 2. El discurso literario.
Tema 2. Siglo XIX. El Romanticismo.
La lírica. Las Rimas de Bécquer.


1.‑ Introducción.
1.1. Concepto: ¿Qué se entiende por Romanticismo?
Es una actitud ante la vida o un estado de ánimo en el que predomina el sentimiento y la pasión frente a la consideración racional de las cosas.
‑No es sólo una corriente literaria, es un movimiento de fondo político y social que abarca desde lo ideológico a lo estético.
-Es un movimiento que se caracteriza no por negar lo anterior sino por afirmarse a sí mismo en ruptura con su presente.
‑El arte romántico se complace en la mezcla de elementos heterogéneos, en la ruptura de las reglas, en la fusión de los distintos géneros, en los contrastes, en la agitación...

1.2. Duración: Finales del siglo XVIII / 1ª mitad del siglo XIX.
No se produce simultáneamente en todas las literaturas europeas, ni tampoco es igual el ritmo de su desarrollo ni la intencionalidad de su penetración. Dos son los países donde surge el espíritu romántico:
‑Alemania 1770: Sturm und drang (Tempestad e ímpetu). Escritores románticos son Herder, Goethe –“Werther” y “Fausto”‑ y Schiller. Reivindicaban la libertad de la inspiración creadora; niegan el valor de las reglas clásicas.
‑Inglaterra: los autores más reconocidos son los hermanos August W y Friedrich Schlegel. Descubren en la Edad Media las raíces históricas de la sociedad moderna, a la vez que se alejan de la antigüedad clásica.

2.‑ Contexto histórico-cultural.
2.1. Transformaciones sociales y políticas.
2.1.1. ‑Revolución industrial inglesa (1760). ‑Desarrollo del maquinismo, industrias textiles y siderúrgicas. Grandes fábricas, trabajo en cadena: aumento de la producción.
‑Éxodo del campo a la ciudad.
‑Explotación y miseria de los obreros. Aparece una nueva clase social: el proletariado.
‑Crecimiento demográfico.

2.1.2. ‑Revolución francesa (1789)
‑Paso de una sociedad estamental a una sociedad de clases ‑el puesto social del hombre depende de su riqueza no de su nacimiento.
‑La clase social hegemónica es la burguesía: capitalismo liberal y liberalismo político.
-Tras la derrota de Napoleón (1815), se establece el Pacto de Ayuda Mutua (Santa Alianza), con el fin de sofocar cualquier brote de revolución liberal; de todas maneras, triunfan las revueltas en 1820, 1830 y 1848.

2.1.3.‑ Literatura y política. Los literatos participan de la vida política siguiendo las corrientes más importantes:
‑Romanticismo tradicional y conservador (rechaza los valores burgueses y sueña con una vuelta al pasado; apoyan la monarquía y la religión): Schegel, en Alemania; en Inglaterra, Walter Secot; en Francia, Chateaubriand; en España, el Duque de Rivas y Zorrilla.
‑Romanticismo progresista: (exalta los derechos humanos, el progreso y apoya movimientos revolucionarios): Lord Byron, en Inglaterra y Alejandro Dumas y Víctor Hugo en Francia. Larra y Espronceda en España.

2.2 Crisis de la conciencia europea: el inicio de la modernidad.
‑ ¿Cómo surge? El pensamiento ilustrado se descompone: el orden natural de las cosas se rompe. Los ilustrados pensaban que promoviendo la educación, el progreso científico y las libertades individuales se conseguiría la felicidad; pero las consecuencias fueron conflictos sociales. Los románticos se dan cuenta de esta realidad, pero no son capaces de proponer unas soluciones mejores, de aquí surge la crisis de conciencia europea.
‑Actitudes que adoptaron los románticos:
‑Aislamiento y evasión.
‑Sentimentalidad exacerbada.
‑Exhibición de la intimidad
‑Actitudes bohemias o revolucionarias.
‑Reivindicación de lo mítico.

3.- Romanticismo en España.
3.1. Prerromanticismo (1770 / 1808).
‑Escritores: Cadalso, Jovellanos, Meléndez Valdés. ‑Tienen temas y actitudes típicas del Romanticismo: soledad y amor unido a la muerte.

3.2. Revitalización neoclásica (1808 / 1833).
‑Durante la Guerra de la Independencia (1808 / 1813) el primer objetivo es la defensa de la patria.
‑Tras la derrota de los franceses en 1814, regresa el rey Fernando VII y se implanta un régimen absolutista; durante este periodo no se escribe literatura romántica.
‑En 1820 hay un pronunciamiento del Teniente Coronel Rafael de Riego; obliga al rey a acatar la Constitución de 1812: se implanta un gobierno liberal que dura 3 años.
‑En 1823 se produce la intervención del ejército francés, los llamados "Cien mil hijos de San Luis". Los liberales se exilian durante diez años (1823 / 1833). La literatura romántica se escribe fuera de España.

3.3. Desarrollo del Romanticismo: (1833 / 1850).
‑En 1833 muere el rey; durante la minoría de edad de su hija Isabel II –Regencia de María Cristina, su madre- se suceden una serie de gobiernos constitucionales.
‑Don Carlos reivindica el trono de su hermano quien previamente había abolido la ley sálica para que accediera al trono su hija Isabel II: se produce la guerra carlista 1833 / 1840. La guerra carlista será uno de los temas principales de la literatura.

3.4. Balance general del Romanticismo en España.
‑Aunque para los europeos España era el país romántico por excelencia por su historia y su arte, sin embargo, fue un movimiento tardío y breve en nuestro país.
‑El Romanticismo no cala hondo. La visión del Romanticismo se gesta en el interior del sistema racionalista de la Ilustración acentuando, sus contradicciones; por lo tanto, como nuestro siglo XVIII fue débil, era difícil que surgiera un movimiento fuerte.
‑El Romanticismo español atiende a los aspectos formales y externos del movimiento. Tiene una orientación histórica y legendaria que entronca con la literatura medieval ‑el romancero‑ y el teatro barroco.
‑Hay dos excepciones: Espronceda (poesía) y Larra (prosa).

4.‑ Literatura y sociedad: prensa, lectores y comercio editorial.
‑Hay un creciente afán de lectura para satisfacer la demanda de información de la clase urbana.
‑El 30% de la población sabe leer.
‑Se realizan lecturas colectivas.
‑Desarrollo del periodismo.
‑Algunas obras, como Noches Lúgubres de Cadalso, o El Diablo mundo de Espronceda, se publicaron en los periódicos.
‑Se crea un nuevo género: el artículo de costumbres.
‑La mujer se convierte también en lectora. Un género casi exclusivamente dedicado a ellas son las novelas folletín. Formaban colecciones literarias: "Bibliotecas de señoritas", Biblioteca de tocador, "Museo de las hermosas".
‑Hay un notable comercio editorial promovido mediante sistemas de ventas novedosos: las suscripciones a colecciones de novelas y la venta por entregas.
5.‑ Poética del Romanticismo.
‑La estudiarnos bajo tres puntos de vista.
5.1. Campo del espíritu.
‑Acentuada subjetividad, pesimismo, melancolía, marcado escepticismo.
-Sentimiento de rebelión que adquiere una expresión personal claramente individualizadora, (Espronceda)
‑Predilección por el mundo de ultratumba, lo satánico y sobrenatural (Las leyendas de Bécquer)
‑Supremacía del sentimiento, la pasión y fantasía ‑las creencias irracionales y populares, las leyendas, las alucinaciones, pesadillas y todo aquello que forma parte de la fantasía son un complemento necesario de esta literatura.
‑Ambientación y escenografía: los cementerios, catedrales, monasterios, noches de tormenta, montañas agrestes, ciudades legendarias con callejuelas tortuosas como Salamanca o Toledo.
‑Defienden la autonomía de la obra literaria: rechazan la función didáctica de la literatura.

5.2. Campo de la forma.
‑Rechazo de la preceptiva formal del neoclasicismo: proclamación absoluta de la libertad del poeta para elegir los medios formales.
‑Uso en una misma obra de distintos géneros.
‑Renovación de los esquemas estróficos.
‑Revitalización de las formas menos preciadas por el Neoclasicismo, por ejemplo el romance.
‑Polimetría.
‑Lenguaje: el énfasis, la exageración y el efectismo[1] son algunos de los rasgos predominantes en el lenguaje romántico. Al igual que la abundancia de exclamaciones, interrogaciones retóricas, frases entrecortadas, hipérboles y antítesis violentas.


5.3. Los temas: el YO.
- Exhibicionismo sentimental que lleva a descubrir hasta los más oscuros sentimientos (Canto a Teresa de Espronceda)
- Choque entre el YO subjetivo y el mundo, y como consecuencia: soledad, suicidio, evasión.
- El amor: la relación amorosa se produce con entregas súbitas, totales y rápidos abandonos.
- Temas transcendentales: el problema del tiempo, ansias por desentrañar los secretos del Universo o el misterio del más allá, significado de la vida, rebeldía teológica…
- Las reivindicaciones sociales: se canta al verdugo o el mendigo, se canta a tipos marginales (modelo de libertad individual). Se condena la injusticia y la diferencia de clases. Se defiende el ideal de libertad frente a los tiranos.
- Proclama el nacionalismo político y en ocasiones ensalzan los valores tradicionales populares.
- Evasión del mundo hacia épocas históricas lejanas en el tiempo: Edad Media; o en el espacio: orientalismo, exotismo.
- La naturaleza ‑tanto de manera autónoma o bien subordinada‑ es estudiada en todas sus modalidades y variaciones: la noche, el día, la tormenta y la calma, el mar, el bosque, la luna, el sol, las estrellas... Por lo general, los sentimientos se asocian a un estado de la naturaleza.

6. La poesía.
‑Género romántico por excelencia.
‑Se dan dos formas principales:
6.1. Poesía narrativa
‑Se inspira en temas legendarios e históricos.
‑Posee tono épico y heroico.
‑Utiliza polimetría y un lenguaje cargado de retoricismos.
El estudiante de Salamanca de Espronceda, es el más claro exponente de esta tendencia.
6.2. Poesía lírica
‑Se inspira en el amor, en todas sus variantes, en la intimidad y subjetividad del poeta.
‑La balada[2], las canciones[3] o la elegía son sus formas más frecuentes.
‑Versificación: rehabilitación del romance, crearon nuevos ritmos musicales y nuevas combinaciones de versos.

7. Biografía de Bécquer.

El paraíso perdido: Sevilla
Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla el miércoles 17 de febrero de 1836, en el número 9 de la calle Ancha de San Lorenzo (actual Conde de Barajas), en una casa que en la actualidad no existe. Fue bautizado el jueves 25 del mismo mes en la parroquia de San Lorenzo Mártir, oficiando de madrina Manuela Monnehay, hija de un perfumista francés instalado en Sevilla y discípula del padre pintor del poeta. Los Bécquer, nobles flamencos, llegaron a Sevilla a finales del siglo XVI para comerciar, y pronto alcanzaron una próspera situación entre las familias sevillanas más altas, con capilla propia en la catedral hispalense. El padre, don José Domínguez Bécquer, pintor de costumbres, casó con doña Joaquina de la Bastida, y de este matrimonio nacieron ocho hijos. Don José tuvo éxito pintando para los ingleses viajeros que compraban entusiasmados sus cuadros costumbristas, lo que le permitió mantener holgadamente a su familia. La infancia del poeta fue dichosa hasta los cinco años, en que murió su padre. Después, a los once, moriría su madre, mientras el niño estudiaba para marino en el colegio de San Telmo en condición de pobre pero de familia noble. Protegido por su madrina y por su tío Joaquín Domínguez Becquer, importante pintor sevillano, el poeta aprende pintura y humanidades y estrecha relaciones en especial con su hermano Valeriano, que andando el tiempo se convertirá en importante pintor y protegera al poeta en momentos difíciles. En 1853, Bécquer es ya un joven poeta que publica versos en revistas y periódicos locales, y que conoce a otros incipientes escritores que han de tener importancia en su vida, como Narciso Campillo, futuro editor póstumo de sus obras, o Julio Nombela, autor de unas importantes memorias que reconstruyen gran parte del periplo vital becqueriano. Los tres poetas forman una sociedad literaria y recogen sus poemas con la ilusión de publicarlos en Madrid y alcanzar fama. Su educación literaria, dirigida en el Instituto sevillano por Francisco Rodríguez Zapata, discípulo del gran ilustrado Alberto Lista, es clasicista, con especial aprecio a los poetas latinos y españoles del Siglo de Oro, en especial, Fray Luis de León, Herrera o Rioja. A la búsqueda del ritmo musical, de la expresión ajustada y noble, se une una inclinación prerromántica hacia lo sublime: la emoción ante la noche, la muerte, la fragilidad humana, etc.
La familia Bécquer, en arte y en política, se identifica con la Sevilla conservadora. Así, mientras en Madrid, en 1854, triunfa la intentona liberal-popular de O'Donnell, la «Vicalvarada», el poeta exhibe su espíritu satírico frente a la revolución en unos dibujos que se conservan en un álbum denominado Los Contrastes, o Álbum de la Revolución de Julio de 1854, por un Patriota.

El sueño madrileño El romanticismo lo invade todo, y pronto Gustavo Adolfo se deja ganar por el sueño de conquistar gloria y fortuna en Madrid. Abandona Sevilla y, con la ayuda de su tío, llega a Madrid en octubre de 1854. Nombela lo espera, y Campillo ha de llegar en breve. El primero da detalles de la lóbrega pensión en que ha de hospedarse, donde, en cambio, la patrona doña Soledad, andaluza así mismo, lo protegerá. Hasta 1860, en que gracias a otro de sus grandes amigos y editores de su obra póstuma, Rodríguez Correa, le consiga un empleo fijo de redactor en un gran periódico centrista español, El Contemporáneo, Bécquer conocerá las privaciones y la forzosa bohemia que han sufrido la mayoría de escritores en España. Para ganar el pan tuvo que hacer de todo: biografías de políticos a destajo, traducciones, chupatintas en una oficina pública, dibujos, zarzuelas, etc. La estética becqueriana, formada de un cierto clasicismo entreverado de romanticismo medievalista, encontrará en Madrid un nuevo ambiente poético del que saldrán, finalmente, las Rimas becquerianas. El romanticismo desarrolla una faceta desatendida anteriormente: la intimista, y se concentra en las verdades del corazón a través del poema breve, directo, o de la balada germánica, imaginativa y sugerente. Interesan ahora el Byron de las Hebrew Melodies, o el Heine del Intermezzo. En 1857 emprende una obra importante, la Historia de los Templos de España. Se trataba, siguiendo a Chateaubriand, de estudiar el arte cristiano español uniendo el pensamiento religioso, la arquitectura y la historia: «La tradición religiosa es el eje de diamante sobre el que gira nuestro pasado. Estudiar el templo, manifestación visible de la primera, para hacer en un sólo libro la síntesis del segundo: he aquí nuestro propósito.» El proyecto, inacabado pero que reunió a grandes especialistas, muestra las dotes organizativas del poeta «soñador». Para ganar algún dinero el poeta escribe, en colaboración con sus amigos, comedias y zarzuelas como La novia y el pantalón (1856), en que satiriza el ambiente burgués y antiartístico que le rodea; o, entre otras, La venta encantada, basada en el Quijote. En 1858, cansado y debilitado por el trabajo y las penurias, cae el poeta gravemente enfermo. Le asisten su hermano Valeriano y su amigo Rodríguez Correa, quien, para encontrar recursos, rebusca entre los papeles de Gustavo Adolfo y encuentra la primera de las leyendas publicadas, El caudillo de las manos rojas, de ambiente hindú y de un exotismo orientalista bastante nuevo en España.

El amor y las primeras rimas
Las tertulias artísticas en lugares públicos (cafés) o privados (casas particulares) proliferaron extraordinariamente en el siglo XIX. Don Joaquín Espín, maestro director de la Universidad Central, profesor de solfeo en el Conservatorio y organista de la capilla real, protegido de Narváez y bien introducido en palacio, tenía dos hijas, Julia y Josefina, y daba alguna tertulia musical en su domicilio. Julia, nacida en 1838, soñaba con llegar a ser una cantante de ópera famosa, como su tía bisabuela materna Colbrand, primera esposa de Rossini. En 1856 había cantado ante los reyes, estudio en el extranjero, actuó en La Scala de Milan en 1867 y en Rusia en 1869. En 1873, dos años después de muerto el poeta, casó con Benigno Ortega, que llegaría a ministro de la Gobernación. De Josefina se sabe poco. Tenía los ojos azules (Julia, negros), y según Rafael Montesinos las primeras rimas becquerianas manifiestan un posible galanteo con la hermana de Julia. Bécquer, que aún no era famoso, y sus amigos, todos jóvenes, acudían a la tertulia de los Espín. El poeta leía sus versos y manifestaba sus excelentes dotes musicales. Para todos era evidente su inclinación hacia Julia, la cual, con aspiraciones más altas, aunque estimaba el arte del poeta, no le consideraba un partido adecuado, y le disgustaba el ambiente bohemio y poco limpio que le rodeaba. Jesús Rubio ha editado los dos álbumes de Julia, con textos y dibujos del poeta dedicados a su musa, a la que no olvidaría nunca y a la que dedicó una parte importante de sus rimas.

Periodismo, política y boda
De 1858 a 1863, la Unión Liberal de O'Donnell gobierna España. En 1860, González Bravo, personaje importante de la oposición conservadora de Narváez, con el apoyo del financiero Salamanca, fundan El Contemporáneo, dirigido por José Luis Albareda y en el participan redactores de la importancia de Valera. Rodríguez Correa, ya redactor del nuevo diario, consigue que entre Bécquer. Se trata de hacer oír a la voz del ala liberal del partido moderado. En este periódico el poeta hará de todo: crónica de salones, política, literatura... Desaparece El Contemporáneo en 1865. Y de repente, ante la extrañeza de sus amigos, el poeta se casa en 1861 con Casta Esteban y Navarro. La había conocido en la consulta de su padre, a la que Bécquer acudía para tratarse de una enfermedad venérea contraída en sus años bohemios. Son años fructíferos en los que el poeta publica la mayoría de sus rimas y leyendas y se hace un nombre, además de poder mantener una familia con hijos. Pero en la intimidad de sus escritos el poeta se duele del fin de sus ilusiones. A su ascenso artístico y social (protegido del ministro conservador González Bravo, que lo nombra censor de novelas con un excelente sueldo; director de importantes revistas y periódicos, etc.) le acompaña un aburguesamiento paralelo al de la sociedad madrileña postromántica, realista y poco sensible.

Veruela
Su quebrantada salud necesita un descanso, y por consejo de su íntimo amigo Ferrán, con su familia y acompañado de su hermano Valeriano, recientemente separado de su mujer, y de los hijos de éste, se retira en 1864 al Monasterio de Veruela, monasterio cisterciense desamortizado y en el que haya instalada una hospedería en las antiguas celdas. Desde allí remitirá al periódico sus famosas cartas Desde mi celda, en las que, además de hacer reportajes sobre tipos y paisajes, hace un repaso de su vida pasada y actual, marcada por un profundo desencanto.

Revolución y destierro. El primer manuscrito de las rimas
1868 será un mal año para el poeta. Casta le es infiel y Gustavo se separa de ella quedando los dos hijos a su cargo. Perderá, con la revolución liberal, su puesto oficial, al tiempo que cae el ministro, protector y admirador de Bécquer, Luis González Bravo, quien le había pedido que reuniese sus poesías para publicarlas a su costa. Así lo hizo el poeta, organizando sus rimas en el primer manuscrito de El Libro de los gorriones, con prólogo del ministro. Pero en los disturbios de la revolución el palacio de González Bravo fue asaltado por la muchedumbre y el manuscrito se perdió. En Toledo, los hermanos Bécquer, con sus hijos, se refugiaron hasta que amainase el vendaval revolucionario.

Muerte de los hermanos Bécquer. Publicación de las Obras Completas
Volvieron en 1870, a un hotelito en las Ventas llamado La Quinta del Espíritu Santo. Convencieron a Eduardo Gasset para que fundase La Ilustración de Madrid, en la que el poeta sería el director y Valeriano dibujante. Colaboran estrechamente ambos hermanos en multitud de dibujos con texto, hasta que el 23 de septiembre de 1870 muere Valeriano. Rodríguez Correa, que ha prosperado mucho, se lleva al poeta y los hijos a un lujoso piso en la calle Claudio Coello, en el barrio de Salamanca. Pero el poeta ya no resiste el golpe. Mientras agoniza, pide a Ferrán que queme sus cartas («serían mi deshonra»), que publiquen su obra («Si es posible, publicad mis versos. Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo») y que cuiden de sus niños. Murió a las diez de la mañana, después de pronunciar las terribles palabras, reveladoras del desencanto que le embarga, «Todo mortal». En Sevilla había eclipse total de sol. Inmediatamente, los amigos, especialmente Ferrán y Correa, iniciaron los trabajos para editar y financiar la publicación de las Obras Completas del malogrado amigo, que en sucesivas ediciones fueron incorporando la mayoría de los textos que hoy conocemos del poeta, afortunadamente salvados del olvido.
8. Las Rimas.
Su producción poética es escasa y sólo se centra en las Rimas. Bécquer siempre tuvo conciencia de poeta y de realizar una poesía distinta a la que en aquellos momentos se presentaba.

8.1. Publicación
En 1871, muerto ya el poeta, sus amigos publicaron la primera edición completa de las Rimas. En vida del autor sólo aparecieron dieciséis en algún diario, otras habían sido reescritas por el propio Bécquer en un libro manuscrito ­titulado Libro de los gorriones, cuya primera composición se había perdido ­en las revueltas de 1868 en casa de su amigo el ministro González Bravo.
Años más tarde, Bécquer lo reescribió según lo recordaba. ­Hasta 1914 no se conoció este manuscrito que hoy se guarda en la Biblioteca ­Nacional.
De esta curiosa historia parten los problemas textuales que surgen en tomo a las Rimas, su cronología y su clasificación.

8.2. Contexto literario. Influencias.
Bécquer y Rosalía de Castro son los dos grandes poetas del siglo que consiguieron renovar la poesía de su tiempo y hacerla llegar hasta nuestros días. Bécquer es un post‑romántico, partidario de un romanticismo intimista y lírico, ajeno a la grandilocuencia de la primera etapa. Entre 1850‑60 aires poéticos intimistas y renovadores se estaban extendiendo por Europa. Entre los autores extranjeros más imitados destaca el poeta alemán Heine que impuso el ritmo asonante y la combinación de endecasílabos y heptasílabos. Además de Heine y otros poetas alemanes, se cita la influencia del inglés Byron. Pero Bécquer supo recoger las últimas tendencias poéticas y crear una nueva realidad y una nueva expresión.

8.3. Temas y clasificación.
El universo de las Rimas abarca dos aspectos fundamentales: la poesía y el hombre, con la implicación del amor en sus más distintas derivaciones: gozo, exaltación, ruptura o desengaño. La ordenación de los poemas en El libro de los gorriones difiere de la que dieron los amigos de Bécquer al publicar la primera edición. Rodríguez Correa, al parecer, quiso ordenar las Rimas en torno a una historia amorosa en la línea de Heine. En esta historia se apreciarían tres etapas: en la primera, la amada aparece en un paisaje de la naturaleza: son los idilios, la poesía y las flores que entornan la visión de un ideal femenino inalcanzable. En la segunda, se describe la ansiedad. La mujer se convierte casi en estatua de piedra en un sueño letal; al final, en la tercera, el poeta transmite sus sentimientos más puros, es la etapa de la ruptura amorosa y de la soledad.
Sea como fuere, el tema principal de las Rimas es la propia poesía; a partir de ahí indaga en las más difíciles técnicas de expresión para transmitirla. La poesía rebasa los límites del poema; todo lo que implica un grado de belleza superior y casi misterioso puede convertirse en materia poética. Todos los demás temas están subordinados a éste. José Pedro Díaz ha extendido una clasificación de las rimas por temas. Según esto habría cuatro apartados:

- Rimas de I a XI: el tema principal es la poesía, aunque el amor está también presente e íntimamente relacionado con ella.
- Rimas de XII a XXIX: el motivo central es el amor tratado de modo positivo (excepto en la Rima XIV).
- Rimas, de XXX a LI: el amor se muestra desengañado, el fracaso amoroso es el asunto principal.
- Rimas de LII a LXXI: la soledad es el gran tema, resultado del fracaso amoroso, el dolor, la angustia y la muerte.

La poesía está unida al misterio, a lo que no se puede delimitar, camina por la esfera de lo inefable. El poeta es el único hombre capaz de captarla mediante la palabra. A veces el lenguaje resulta insuficiente y ha de recurrir a la sugerencia, a la música. La Rima I es la que mejor expresa esta teoría poética becqueriana.

El amor es un tema central; en él funde la experiencia, la tradición erótica, la ­belleza femenina y el simbolismo; es capaz de provocar un estado de ánimo en el lector que sólo logran los grandes poemas. El amor en todo su entorno: la felicidad, la mujer, el sueño imposible, el poder de la mirada, la angustia, el desamor, el fracaso.

El desengaño es una derivación del amor, es el grupo de poemas en los que logra una mayor sinceridad humana. Late en ellos una emoción pura, expresada con todo un simbolismo y una tonalidad tradicional y romántica a la vez que renovadora. Es la expresión más genuina del sentimiento humano.

La soledad es un tema de marcado carácter existencialista; las últimas composiciones reflexionan sobre el sentido de la vida y de la muerte. Es el dolor del hombre, expresado con contención, es un trágico lamento, la expresión ­de un sinsentido, el amargo sufrir que hoy tiene una asombrosa vigencia.

8.4. Recursos formales. Estilo poético.

La poesía de Bécquer se caracteriza por un ritmo musical, sencillo y sugerente­, propiciado por la asonancia y el uso de formas métricas armónicas.

Bécquer supo renovar el lenguaje poético, liberándolo de la retórica y el énfasis de que hacían gala autores como Zorrilla o Núñez de Arce. En sus obras, el poeta intenta apresar el sonido, el color, el estado anímico. Esta emotividad requiere una forma desnuda y directa cercana a la poesía popular.

Desde el punto de vista gramatical, predomina el estilo nominal. Entre los verbos, la forma predilecta es el presente aunque en algunos casos aparezca el futuro. La adjetivación no es abundante pero sí precisa para no restar naturalidad al verso. Destacan sobre todo aspectos visuales y sonoros.

Entre los recursos retóricos empleados, sobresalen:
-El paralelismo, que afecta a la construcción del verso y de la estrofa. De esta manera, los versos siguen un esquema binario (Rima XLI) o trinario (Rima XI) pero siempre en torno a estructuras paralelas semejantes que dotan al poema de un fuerte ritmo sintáctico.
-La interrogación retórica es muy utilizada y en ocasiones se integra en los paralelismos. Se utiliza para cerrar una estructura paralelística o un poema. En todo caso siempre pretende despertar un estado anímico en el receptor. Tiene que ver con la forma dialogada que la crítica ha querido destacar en las Rimas.

Además aparecen sencillas metáforas, símiles, anáforas y antítesis.

8.5. La métrica.

Ya hemos dicho que predomina la rima asonante semejante a la del romance. Lo más común es la combinación de versos heptasílabos y endecasílabos en forma de silvas u otras formas estróficas más irregulares.

Escribió también seguidillas (-7 a5 -7 a5) (Rima LXXVIII), octavas reales (ABABABCC) (Rima IX), serventesios (ABAB) (Rima XX) y romances (Rimas V, XIX).

Muchos de sus juegos rítmicos y métricos apuntan ya a la renovación que llevó a cabo el Modernismo en el siglo XX. Con todo consiguió una musicalidad sugerente y amplió las posibilidades expresivas de los versos. Propició una lírica subjetiva, intimista, de tono menor, dirigida al alma y a los sentimientos.



Blog con información sobre Bécquer ( Interesante por el material audiovisual aunque en youtube hay bastante más) http://blocs.xtec.cat/becquermuntaner/
[1] Efecto causado por un procedimiento o recurso empleado para impresionar fuertemente el ánimo.
[2] Composición poética de carácter lírico dividida generalmente en estrofas iguales, y en la cual, por lo común, se refieren sencilla y melancólicamente sucesos legendarios o tradicionales.
[3] Composición lírica a la manera italiana, dividida casi siempre en estancias largas, todas de igual número de versos endecasílabos y heptasílabos, menos la última, que es más breve.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Tema 2. El romanticismo.

Pincha en este enlace si quieres ver el tema.

Tema 1. Conocimiento y uso reflexivo de las normas ortográficas.


3º E.S.O.
Bloque 4. Conocimiento de la lengua
Tema 1. Conocimiento y uso reflexivo de las normas ortográficas

1.- LAS PALABRAS SEGÚN SU ACENTO
Las palabras, en español, tienen una sílaba llamada tónica, que es la que, al pronunciarla, suena más fuerte. Las otras se llaman sílabas átonas, porque su intensidad de voz es menor que la tónica. En algunas ocasiones, la vocal de la sílaba tónica se marca mediante un signo ortográfico que se coloca en la parte superior de ésta (´). Este signo se denomina tilde o acento gráfico. Atendiendo a su sílaba tónica, las palabras, en español, pueden clasificarse en:

Agudas: Son aquellas palabras cuyo golpe de voz recae sobre la última sílaba: canción, partir, atril, sofá.

Llanas o graves: Son palabras de más de una sílaba. El golpe de voz recae sobre la penúltima sílaba: árbol, camisa, silla, lápiz

Esdrújulas y sobreesdrújulas Son aquellas palabras de más de dos sílabas. El golpe de voz recae sobre la antepenúltima sílaba (esdrújulas) o antes de la antepenúltima (sobresdrújula): cántaro, pájaro, íntimo, cándido, cámbiaselo.

2.- REGLAS GENERALES DE ACENTUACIÓN GRÁFICA (Empleo de la tilde)
Llevan acento ortográfico (o tilde [´]):

1ª regla Llevarán tilde las palabras agudas terminadas en vocal (a,e,i,o,u) y en las consonantes -n y -s. Anís - papá - cajón - sartén - maniquí - venís.

2ª regla Llevarán tilde las palabras Ilanas que terminen en consonante, que no sea ni -n, ni -s. Útil - lápiz - álbum - alcázar.

3ª regla Llevarán tilde todas las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas. Cándido - esdrújula - cuéntaselo - celebérrimo.

3.- REGLAS PARTICULARES DE LA ACENTUACIÓN GRÁFICA
LA TILDE DIACRÍTICA
Hay palabras que, atendiendo a las reglas generales de acentuación gráfica, no deberían llevar tilde. Sin embargo, algunas palabras admiten lo que se llama la tilde diacrítica, cuya función es la de evitar la confusión en la lengua escrita entre dos palabras que se escriben de la misma forma.

El (artículo) El sol reluce
Él (pronombre personal) Él sabe tocar la flauta

De (preposición) Iros de aquí.
Dé (verbo dar) Quiero que me dé esto.

Se (pronombre) Se acabó.
Sé (verbo saber y verbo ser) Sé tú mismo; sé que lo harás.

Tu - mi (determinantes posesivos) Tu padre está ahí. Mi juguete está estropeado
Tú - mí (pronombres personales) Tú no debes ir allí. Eso es para mí.

Si (condicional) Si no llueve, iré
Sí (afirmación y pronombre) Creo que sí que iré.
Lo tomó para sí.

Mas (conjunción) Le llamé, mas no contestó.
Más (adverbio) No quiero más.

Te (pronombre) Te mandaré más trabajo.
Té (sustantivo - infusión) Tómate ya ese té.

4. ACENTUACIÓN DE LOS DIPTONGOS Y TRIPTONGOS
Los diptongos y triptongos llevarán tilde cuando sigan la regla general de acentuación. La tilde se colocará sobre la vocal abierta del diptongo o triptongo. Reunión - exceptuéis - tráigamelo - efectuáis.
Estructura de los diptongos.
Hay que tener en cuenta la clasificación de la vocales: abiertas: a, e, o; y cerradas: i, u.
Un diptongo es la unión de dos vocales en la misma sílaba. Está formado bien por dos vocales cerradas: i, u; o bien por vocal abierta: a, e, o + vocal cerrada: i, u. O al revés, siempre que el acento recaiga en la vocal abierta: a, e, o. rui-do, fui-mos, viu-da, pun-ta-pié, pe-ti-ción, cue-va, fuer-za , a-pren-die-ra ...
Un triptongo es la unión de tres vocales en una misma sílaba. El triptongo se compone de una vocal cerrada, una abierta y otra cerrada. Se rompe cuando el acento recae en una vocal cerrada: despreciáis, limpiéis, buey.

5. ACENTUACIÓN DE LOS HIATOS
Un hiato es la secuencia de dos vocales abiertas consecutivas que pertenecen a sílabas diferentes: a-e-ro-pla-no.
Cuando dos vocales se encuentran en contacto dentro de una palabra, pero no forman parte de la misma sílaba, se dice que existe un hiato. Existen tres clases de hiatos:
- Hiato producido por el encuentro por dos vocales abiertas (a,e,o). Siempre que se encuentran dos vocales abiertas, se produce un hiato: re-hén, al-de-a, le-ón...
- Hiato producido por el encuentro de una vocal cerrada tónica, situada delante o detrás de una vocal abierta átona: ba-hí-a, o-í-do, fan-ta-sí-a...
- Hiato producido por el encuentro de una vocal cerrada átona con abierta tónica (gui-ón, tru-hán...). Es el caso menos frecuente. Se trata siempre de palabras agudas terminadas en vocal o en n.
La h a efectos de acentuación no se considera, pues la acentuación es un fenómeno fonético y no gráfico. Aplicamos todas las reglas anteriores como si no existiera tal letra: ta-húr, a-hí, a-hue-car, a-hon-dar...

6. ACENTUACIÓN DE LOS EXCLAMATIVOS E INTERROGATIVOS
Las palabras que, quien, cual, cuando, cuanto, donde y como llevarán tilde siempre que sean utilizados exclamativos y como interrogativos. ¿Cómo sabes todo eso? ¿Quién te lo ha dicho? ¡Qué vacaciones tan divertidas! ¿Cuántas botellas quedan?

7. ACENTUACIÓN DE LAS PALABRAS COMPUESTAS
Las palabras compuestas siguen las reglas generales de acentuación gráfica, como si se tratara de una palabra simple. Ej. Decimoséptimo - ciempiés.
Se exceptúan de esta regla los adverbios en -mente, como ágilmente, cortésmente, QUE SÍ MANTIENEN EL ACENTO GRÁFICO de la palabra primitiva. Cuando la composición de la palabra sea mediante guión, las dos palabras simples mantendrán, si lo llevan como simples, su tilde. Físico-químico - hispano-francés.
Hasta ahora, cuando uníamos a los verbos pronombres personales átonos, si el verbo llevaba tilde, se mantenía: acercó - acercóse.
Pues bien, ahora esto se ha modificado, y los verbos seguirán siempre las reglas generales de acentuación: acercó - acercose. (Sin tilde porque es llana acabada en vocal)
Si el verbo no lleva tilde, cuando unimos los pronombres personales, sigue la regla general de acentuación como si se tratara de una palabra simple: di - díselo; dame - dámelo; cuenta - cuéntaselo.

8.- LA TILDE EN LAS LETRAS MAYÚSCULAS
Es necesario colocar la tilde en las letras mayúsculas cuando les corresponda por regla general.
Álvaro - Ávila - Álava

9. REGLAS GENERALES DE USO DE LAS GRAFÍAS.
9.1.- USO DE LA B
Se escriben con -b todas las palabras que empiezan por -ab, -abs y -ob,: abnegación - obsoleto - abstención - abstraer.

Se escriben con -b las palabras que empiezan o acaban por las sílabas -bu, -bur y -bus,: Burgos - burdo - buril - butano - busto - microbús.

Se escriben con -b las palabras que empiezan por bien- y por bene- (cuando significa bien) y por bis- o bi- (cuando significa dos): bienvenido - bienestar - benevolencia - benefactor - bisabuelo - bicentenario - bicúspide.

Se escriben con -b las palabras que empiezan por biblio-: biblioteca - bibliografía - bibliomanía.

Se escriben con -b las palabras que empiezan o acaban por -bio.: biografía, anfibio

Se escriben con -b las palabras que terminan en -bilidad, excepto: movilidad – civilidad,: contabilidad - responsabilidad - fiabilidad.

Se escriben con -b las palabras que terminan en -bundo y en -bunda,: nauseabundo - vagabundo - errabundo.

Se escriben con -b las palabras terminadas en –probar: aprobar - comprobar - reprobar.

Se escriben con -b las terminaciones del pretérito imperfecto de indicativo de los verbos de la 1ª conjugación y también pretérito imperfecto de indicativo del verbo ir: amábamos - cantabais - alzaba - iba - ibas - iba - íbamos - ibais.

Los verbos cuyo infinitivo acabe en -bir o -buir, excepto: hervir, servir y vivir, recibir - imbuir - cohibir - prohibir.

9.2. USO DE LA V
Se escriben con -v las palabras que empiezan por los prefijos vice- y por villa-, excepto: billar y bíceps: viceversa - villano - vice-rector - Villarrobledo.

Se escriben con -v todas las palabras que empiezan por la sílaba ad- : Advenimiento - adverbio - adversario - advenedizo.

Se escriben con -v todas las palabras compuestas del verbo –venir: convenir - prevenir - devenir

Se escriben con -v los adjetivos llanos acabados en -ave, -eva, -evo, -iva e -ivo,: suave - nueva - nuevo - altiva - altivo

Se escriben con -v los nombres de las estaciones del año que contienen este sonido: primavera - verano - invierno.

Se escriben con -v las palabras acabadas en -ívoro, excepto víbora: carnívoro - omnívoro - herbívoro.

Se escriben con -v los tiempos de los verbos cuyo infinitivo no contiene ni la letra -b ni la letra -v.: Mantener--->mantuvimos. Obtener--->obtuviéramos

9.3. USO DE LA H
Se escriben con -h todas aquellas palabras que empiezan con los diptongos hue-, hui-, hia-, hie-,: excepto los derivados de huevo, hueso, huérfano, hueco, Huesca, Huelva, cuando no comienzan por el diptongo HUE- (óseo, onubense, oval, oquedad, oscense, orfandad): huir - huésped - hierba - hiato.

Se escriben con -h todas aquellas palabras que empiezan por los prefijos hipo-, hidro-, hiper-, hetero-, hecto-, hemi-, hepta-, hexa- y homo-: hipotensión - hidrofobia - hipersensibilidad - homonimia - octógrafo - heptasílabo - heterodoxo - hemicraneal

Se escriben con -h todas las palabras que empiezan por hum- + vocal: húmero - humildad.

Se escribe he, ha, has cuando la palabra siguiente termina en -ado, -ido, -so, -to, -cho (participio), y también cuando le sigue la preposición de: He visto; has caminado; ha vuelto; he hecho. He de continuar.

9.4. USO DE LA G
Se escriben con -g los verbos que terminan en -ger y en -gir, excepto: tejer y crujir: proteger - afligir - recoger - emerger - corregir.

Se escriben con -g las palabras que terminan en -gen y –gente: Margen - virgen - imagen - urgente - agente - regente - indigente

Se escriben con -g las palabras que empiezan por gen- y geo-: gendarme - gente - generar - geometría - gentío - geografía- geología.

9.5. USO DE LA J
Se escriben con -j las palabras terminadas en -aje, -eje y en -jería, excepto: ambages: brebaje - boscaje
Se escriben con -j los tiempos de los verbos cuyo infinitivo no Ileva ni la letra -g ni la letra –j: Conducir--->condujimos. Reproducir--->reprodujimos

Se escriben con -j las palabras que terminan en -jear : hojear - carcajear - badajear - ojear.

9.6. USO DE LA M
Se escribe -m a fin de sílaba cuando la sílaba siguiente empieza por -na, -ne, -ni, y -no, excepto: perenne, y los compuestos de las preposiciones en -in, con-, sin-, ennegrecer, innato, innecesario, connotación, connivencia, sinnúmero, etc.: Solemnidad - columna - alumnado- amnésico.

Delante de -p y -b siempre se escribe -m. Nunca escribiremos la letra –n: Campo, trompeta, samba.

9.7. USO DE LA LL
Se escriben con -lI las palabras que empiezan por -fa, -fo y -fufallecer - fallero - follaje - folletón - fullería - fulleresco.

Se escriben con -lI las palabras cuyas terminaciones sean -illo, -illa, -illos, -illas: ovillo - astilla - pajarillo - bolillos - amarillas.

9.8. USO DE LA X
Se escriben con -x las palabras que empiezan por extra-, excepto: estrada - estrado - estrafalario: extradición - extraplano - extravagante - extrarradio - extrapolar - extraño - extranjero, etc.

9.9. USO DE LA Y
Se escribe -y al final de las palabras que acaban en diptongo decreciente que contenga este sonido: Rey, soy, doy, hoy, voy.
Se escriben con -y los tiempos de los verbos cuyo infinitivo no contiene ni la letra -ll ni la letra –y: Concluir---> concluyó. Obstruir--->obstruyendo



9.10. USO DE LA R
Se escribe -r (simple) después de las consonantes -I, -n, y -s, y al principio de palabra, aunque su sonido sea el mismo que la -rr. Enrique - reloj - honra - Israel - rito - enredo.
Se escribe -rr (doble) en interior de palabra, siempre que vaya entre vocales: carro - perro - zorro - catarro.

3. SIGNOS DE PUNTUACIÓN.
Los signos de puntuación son signos gráficos que hacemos aparecer en los escritos para marcar las pausas necesarias que le den el sentido y el significado adecuado. Hay pocas reglas fijas que nos den el uso correcto de estos signos.
Éstas son:

3.1.-La coma [,]
La coma indica una breve pausa en la lectura. Se emplea:
Para separar dos o más palabras o frases que sean de la misma clase, o formen enumeración, siempre que entre ellas no figuren las conjunciones y, ni, o: Tenía coches, motos, bicicletas y autobuses.

Para separar dos proposiciones de una oración compuesta, haya o no conjunción, entre ellos: Los soldados saludaban, la gente aplaudía y los niños no paraban de cantar.

Para limitar una aclaración o ampliación que se inserta en una oración: Descartes, gran filósofo francés, escribió muchos libros.

Las locuciones conjuntivas o adverbiales, sea cual sea su posición, van precedidas y seguidas de coma, tales como: en efecto, es decir, de acuerdo, en fin, por consiguiente, no obstante y otras de la misma clase: Dame eso, es decir, si te parece bien. Contestó mal, no obstante, aprobó.

El vocativo se escribe seguido de coma si va al principio de la frase; precedido de coma si va al final; y entre comas si va en medio: Carlos, ven aquí. Ven aquí, Carlos. ¿Sabes, Carlos, quién llama?

3.2.- EI punto y coma [;]
El Punto y coma indica una interrupción más larga que la de la coma. Se emplea: Para separar una proposición de una oración larga en la que ya hay una o más comas: Visitó muchos países, conoció a mucha gente; sin embargo, jamás habló de ello.

Antes de las conjunciones o locuciones conjuntivas mas, pero, aunque, no obstante, cuando las oraciones son largas. Si son cortas, basta con la coma: Siempre hablábamos de cosas muy interesantes, a veces, aburridas; pero siempre hablábamos.

3.3.- El punto [.]
El punto separa oraciones autónomas.
El punto y seguido: Separa oraciones dentro de un mismo párrafo.
El punto y aparte: Señala el final de un párrafo. El punto y final: Señala el final de un texto o escrito.
Después de punto y aparte, y punto y seguido, la palabra que sigue se escribirá, siempre, con letra inicial mayúscula.
Se emplea:
Para señalar el final de una oración: Se acabaron las vacaciones. Ahora, a estudiar.
Detrás de las abreviaturas: Sr. (señor), Ud. (usted), etc.

3.4.- Los dos puntos [:]
Se emplean:
En los saludos de las cartas y después de las palabras expone, suplica, declara, etc., de los escritos oficiales: Estimados Sres: Por la presente les informamos...

Antes de empezar una enumeración: En la tienda había: naranjas, limones, plátanos y cocos.

Antes de una cita textual: Fue Descartes quien dijo: "Pienso, luego existo".

En los diálogos, detrás de los verbos dijo, preguntó, contestó y sus sinónimos: Entonces, el lobo preguntó: - ¿Dónde vas, Caperucita?

3.5.- Puntos suspensivos [...]
Se emplean:
Cuando dejamos el sentido de la frase en suspenso, sin terminar, con la finalidad de expresar matices de duda, temor, ironía. Quizás yo... podría...
Cuando se interrumpe lo que se está diciendo porque ya se sabe su continuación, sobre todo, en refranes, dichos populares, etc. Quien mal anda,...; No por mucho madrugar...; Perro ladrador...
Cuando al reproducir un texto, se suprime algún fragmento innecesario. En tal caso, los puntos suspensivos se suelen incluir entre corchetes [...] o paréntesis (...).

3.6.- Signos de interrogación [¿?]
Se utilizan en las oraciones interrogativas directas. Señalan la entonación interrogativa del hablante.
Se escriben:
Al principio y al final de la oración interrogativa directa. ¿Sabes quién ha venido?
Jamás escribiremos punto después de los signos de interrogación y de exclamación.

3.7.- Signos de admiración [¡!]
Se utilizan para señalar el carácter exclamativo de la oración.
Se escriben para empezar y finalizar una oración exclamativa, exhortativa o imperativa. También van entre signos de exclamación las interjecciones: ¡Siéntate! ¡Qué rebelde estás! ¡Fíjate como baila! ¡Ay!

3.8.- Uso del Paréntesis ( )
Se emplea:
Para encerrar oraciones o frases aclaratorias que estén desligadas del sentido de la oración en la que se insertan: En mi país (no lo digo sin cierta melancolía) encontraba amigos sin buscarlos...

Para encerrar aclaraciones, como fechas, lugares, etc.: La O.N.U. (Organización de Naciones Unidas) es una...

3.9.- La raya [-]
Se emplea:
Para señalar cada una de las intervenciones de los personajes en un diálogo:
-Hola, ¿cómo estás?
-Yo, bien, ¿y tú?
Para limitar las aclaraciones que el narrador inserta en el diálogo: -¡Ven aquí -muy irritado- y enséñame eso!

3. 10.- Uso de las comillas ["]
Se emplean:
A principio y a final de las frases que reproducen textualmente lo que ha dicho un personaje: Fue Descartes quien dijo: "Pienso, luego existo".
Cuando queremos resaltar alguna palabra o usamos una palabra que no pertenece a la lengua española: La filatelia es mi "hobby". Ese "Einstein" no tiene ni idea de lo que dice.

Novedades Ortográficas Real Academia Española
Las únicas novedades doctrinales que incluye la última edición de la Ortografía académica afectan exclusivamente al sistema acentual y son las siguientes:
Acentuación de hiatos y diptongos:
En las nuevas normas ortográficas se establece que la combinación de una vocal abierta (a, e, o) y una vocal cerrada (i, u), o viceversa, siempre que la cerrada no sea tónica, así como la combinación de dos vocales cerradas (i, u) distintas, se considerarán diptongos a efectos ortográficos, sea cual fuere su pronunciación.

Estas combinaciones vocálicas pueden articularse como hiatos (es decir, pronunciando cada una de las vocales en sílabas distintas) o como diptongos (es decir, pronunciando ambas vocales dentro de la misma sílaba). Ejemplos: des - via - do (diptongo) o des - vi - a - do (hiato), je - sui - ta (diptongo) o je - su - i - ta (hiato). Sin embargo, sea cual sea su articulación, se considerarán siempre diptongos a efectos ortográficos.

Esta modificación de la regla afecta a la acentuación gráfica de relativamente pocas palabras: aquellas que, por contener alguna de las combinaciones anteriores, pasan a ser monosílabas a efectos de acentuación (con independencia de su posible articulación como bisílabas). Estas palabras dejan de llevar tilde porque los monosílabos no se acentúan nunca gráficamente, salvo en los casos de tilde diacrítica. Así, palabras como guion, fie (pretérito perfecto del verbo fiar), hui (pretérito perfecto del verbo huir), riais (presente de subjuntivo del verbo reír), truhan, etc., son consideradas monosílabas desde el punto de vista ortográfico.

No obstante, en estos casos, la Academia admite que estas palabras se sigan acentuando con arreglo a las normas ortográficas anteriores, si quien escribe percibe nítidamente el hiato y, en consecuencia, considera bisílabas estas palabras: guión, fié, riáis, truhán, etc.

3. Acentuación de formas verbales con pronombres enclíticos:
En la nueva ortografía se establece que todas las formas verbales con pronombres enclíticos se acentúen de acuerdo con las normas generales de acentuación. Ejemplos: cayose, pidiole, estate, deme (palabras llanas terminadas en vocal); mírame, dámelo, habiéndosenos (palabras esdrújulas y sobresdrújulas).


Tema 1. Contexto histórico, socialy cultural, lectura, análisis y comentario crítico de fragmentos y obras completas de la Edad Media.

SI QUIERES DESCARGARTE ESTE DOCUMENTO EN PDF PINCHA AQUÍ

Tema 1. El siglo XVIII: contexto histórico-social.


2º Bachillerato
BLOQUE 2. El discurso literario.
Tema 1. El siglo XVIII: contexto histórico-social.
Si quieres descárgarte el documento en PDF, pincha aquí.
1.‑ CONTEXTO HISTORICO.

‑Después de la Guerra de la Sucesión sube al poder FELIPE V; con él comenzó a reinar la casa de Borbón. Esta guerra, que duró 13 años, supuso el primer enfrentamiento civil en España desde la Edad Media. A la muerte de Carlos II, cede en testamento el trono a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV. El imperio austriaco e Inglaterra se oponen por el liderazgo que tendría Francia en la política europea. De esta forma, por intereses internacionales los españoles se ven abocados a una guerra. El Tratado de Utrecht supuso el fin de la guerra: se reconocía a Felipe V, pero España perdía sus dominios en Europa.
‑El cambio de dinastía produjo rápidamente una nueva orientación en la política exterior e interior, deteniéndose la decadencia que caracterizaba los últimos tiempos de los Austrias.
‑Los nuevos reyes estaban unidos a la casa reinante en Francia y a este país se ligó España en política exterior.

‑FELIPE V (1700/1746), a la muerte de su primera esposa, contrajo matrimonio con Isabel Farnesio, mujer ambiciosa, que ejercía sobre el rey una clara influencia, hasta el punto de cambiar completamente la orientación política exterior del país. Su afán fue asegurar a toda costa el porvenir de sus hijos Carlos y Felipe. Se emprendió una campaña de conquistas que dieron satisfacción a las ambiciones de la reina, consiguiendo los ducados de Parma, Plasencia y Toscana, en cuyos tronos sentó a sus hijos.
-El rey enfermó de hipocondría, abdicando en su hijo Luis, que murió pronto, volviendo otra vez al trono.
‑Con Francia firmó los primeros "Pactos de Familia", a consecuencia de los cuales España intervino en varias guerras europeas, (Guerra General de los Siete años) y Carlos se convirtió en el rey de las Dos Sicilias.
‑De todas formas fue una época de decadencia en política exterior: el imperio español en Europa se deshace y las colonias más alejadas comienzan a independizarse.
‑En política interior hay que destacar que se fomentó la marina y se acentuó el criterio unificador por el "Decreto de Nueva Planta" que reducía a la nada los fueros de Cataluña y Valencia.

‑FERNANDO VI (1746-1759) aprovechó la primera oportunidad para firmar la paz. En adelante, su única política fue el riguroso mantenimiento de neutralidad con Francia e Inglaterra, que intentaron hacerle intervenir en las guerras que sostenían ambas naciones.
Sus ministros Carvajal y Ensenada fueron excelentes gobernantes que no perdieron nunca el superior interés de España. Efectuaron grandes reformas en el interior, que llevaron la hacienda española a días de prosperidad. Ensenada mandó hacer el primer Catastro General, para controlar y aumentar los ingresos del Estado. Se construyeron nuevas vías de comunicación y se regularizaron las relaciones con la Santa Sede (Concordato de 1753)
‑CARLOS III (1759/1788), su hermano y sucesor, continuó la alianza con la política francesa. Firmó el "Tercer pacto de Familia", que a la vez que una alianza defensiva entre los Borbones reinantes en Europa, era una reacción a la expansión inglesa en el continente europeo y en América. Esta situación nos llevó a mantener dos guerras con Inglaterra.
‑Sus ministros Esquilache, Grimaldi, Aranda, Floridablanca y Campomanes fueron grandes reformadores. Influenciados por la Enciclopedia, contribuyeron a que este reinado se caracterizara por el espíritu reformista y por su tibieza religiosa. Hay una disminución del clero por la falta de vocaciones religiosas.
‑Su reinado, al igual que el de su sucesor, se caracteriza por el liberalismo económico; se deja en manos privadas el desarrollo, eso sí, con el apoyo del Estado: “Decreto de libertad de comercio y precios”, lo cual significó, el libre comercio con América y como consecuencia la construcción de nuevos puertos; la creación del primer banco, el banco de San Carlos.

‑CARLOS IV, su hijo, era un hombre de carácter pacífico y bondadoso, pero estaba claramente dominado por su mujer María Luisa de Parma.
Toda la política de este reinado que se alarga ya a pleno siglo XIX, estuvo determinada por los acontecimientos de Francia, donde había estallado la revolución y el sometimiento a la política napoleónica.

II.‑ LA ILUSTRACION. LA ILUSTRACION EN ESPAÑA.
‑La llustración es un movimiento muy complejo, pero en el aspecto o dirección que más nos interesa lo podemos resumir así: tiene como propósito la secularización de la cultura. Se rechaza la idea de un mundo preordenado de acuerdo con los designios divinos. Se pone en duda la autoridad de la revelación, la tradición, la teología y la escolástica como fuentes de conocimiento. Y se proclama, en cambio, como medios de alcanzar la verdad a la razón y los sentidos (base de la filosofía), la experiencia (base de la ciencia) y a la acumulación de noticias (base del saber enciclopédico). Frente a una cultura de fines transcendentes ‑como es la cristiana‑ para la cual la felicidad es inalcanzable en este mundo y consiste en la salvación eterna, se afirma una cultura de medios, basada en la idea del progreso indefinido que mediante la luces -inteligencia, ciencia, educación, buen orden económico y social‑ garantiza la felicidad del hombre en la tierra. Sólo es necesario para ello remover los obstáculos y falsificaciones (la superstición) que a ella se oponen.
Frente a una organización social basada en un concepto jerárquico ‑de clase- y en los deberes del hombre para con Dios, para con la sociedad, para consigo mismo, se declara la igualdad de todos los hombres y los derechos naturales inherentes a la persona humana.
‑En el camino hacia la revolución son necesarias dos etapas. La primera etapa para construir el mundo perfecto es necesario destruir las creencias y prejuicios existentes. La segunda paradójicamente, en vista de la meta liberal que se persigue, es el absolutismo con el refuerzo de la autoridad laica y secular en pugna con la eclesiástica. El Estado asume todos los poderes: centralismo administrativo, regalismo eclesiástico, y regulación de todo ‑educación, costumbres, economía, utilidad pública, arte, teatro, y diversiones. Es la esencia del Despotismo Ilustrado.
La Ilustración en España.
‑Estas ideas llegan a España con retraso y sin tanta fuerza de arrastre como en Francia. Van a encontrar aquí resistencia poderosas: arraigo de las creencias católicas y contrarreformistas; la inercia misma de un país cansado y decadente, cuya hora en la historia había pasado.
‑Hay una nota distintiva en nuestra ilustración: al lado de las influencias extranjeras actuaron fuerzas autóctonas, imprimiendo así una nota peculiar, de carácter moderado, "cristiano". En efecto, el respeto a la tradición y el "espíritu histórico", dieron al siglo XVIII español ponderación y sentido de medida, privándole del carácter extremoso y violento que se observa en Francia.
‑Nuestros reformistas se atrevieron muy levemente con las instituciones eclesiásticas; tanto es así que en la primera mitad es un benedictino la figura relevante, y en la segunda mitad del siglo serán los jesuitas los que ocuparán un papel de primordial importancia.
‑La Ilustración conservó la mayor parte del legado anterior y para Alborg "muchos de los males posteriores de nuestro país preceden de que no hayamos tenido un auténtico siglo XVIII y sólo un simulacro de él".
‑Sánchez Agesta resume muy bien el carácter del dieciocho español: lo primero que destaca es lo escaso de la minoría ilustrada y lo avanzado que tuvo que parecer su ideología a la masa inmóvil del país. Y segundo, que esa minoría se encuadra en lo que Hazard llama "cristianismo ilustrado".
Influencia de Francia.
Continuando con el problema de la extranjerización o europeización de nuestros ilustrados, hay que tener en cuenta que el intercambio de ideas y de influencias fue siempre un hecho universal y sólo las peculiares condiciones de nuestro país podían considerarlas peligrosas.
El influjo francés fue poderosísimo en la Edad Media, y más fuerte fue el italiano en el renacimiento. Por qué estos anteriores influjos siempre se consideraron como beneficiosos y por qué el influjo del cosmopolitismo del siglo XVIII se ha tachado de perjudicial, siempre es algo que hay que destacar, y sobre todo estudiar.
Esta pugna entre patriotismo y extranjerización dificulta, cuando no esteriliza por completo, buena parte de los posibles logros y la disputa se agrió, como era inevitable, porque el patriotismo cubría muchas veces intereses y abusos que se deseaba mantener.

III.‑ REALIZACIONES CONCRETAS DEL DESPOTISMO ILUSTRADO.
‑En general, y en forma mucho más específica que bajo la monarquía católica de los Austrias, se entroniza el Absolutismo Real y el Estado interviene en todo. A veces, como ocurre en la época del Despotismo Ilustrado bajo Carlos III, son los reformadores los que utilizan al Estado para poner en práctica sus doctrinas, pero es difícil trazar la línea donde empieza y donde termina la iniciativa individual.
‑La consigna dominante es la centralización que comienza, ya en la época de Felipe V, por liquidar, con el llamado "Decreto de Nueva planta", las libertades provinciales o los privilegios de que aún gozaban algunas regiones. Luego va a ir invadiendo todas las esferas.
Canal de Castilla en Frómista (Palencia)‑En las relaciones con la iglesia, tomará la forma de regalismo o afirmación defensa de los privilegios de la Corona en materia eclesiástica: se ataca la posesión de bienes en las llamadas manos muertas -acumulación de propiedades en las órdenes religiosas‑ y se plantea el problema de la desamortización: se expulsa a los jesuitas en 1767 y se quita poder a la Inquisición.
‑El culto al trabajo fue estimulado desde el propio gobierno; se promulgó un nuevo calendario laboral y se declaró a la mujer hábil para los trabajos fabriles.
‑Sin duda las instituciones más famosas fueron "Las sociedades económicas de amigos del País", que fomentaron la enseñanza primaria, la beneficencia, la divulgación de libros, introducción de nuevas técnicas...
‑En materia de cultura, el Estado impulsa la educación, crea nuevos institutos y escuelas. La educación de la mujer fue también motivo de preocupación y objeto de polémica.
‑Se regula y fomenta la economía ‑agricultura, industria y comercio‑ y se inicia, como en las colonias de Sierra Morena, bajo dirección de Pablo de Olavide, una política de colonización interior.
‑Se crea la Biblioteca Real (1711), antecedente de la Biblioteca Nacional y el Padre Sarmiento propone la creación de una red de bibliotecas públicas, y se fomenta la circulación del libro quitando tasas de impresión. Protege el desarrollo de las ciencias y por primera vez, en más de dos siglos, España cuenta con algunos científicos valiosos, sobre todo en el campo de la botánica y otras ciencias naturales.
‑El estado estimula también, por primera vez, la comunicación cultural con el extranjero, fomentando viajes de estudio, bien directamente o bien mediante la ayuda de institutos o sociedades particulares y organizando expediciones científicas al nuevo mundo.
-Otro órgano importante de difusión de la cultura será la prensa: periódicos y revistas de carácter vario.

IV.‑ CONTEXTO CULTURAL.
A.‑ La Lengua y la Real Academia.
A lo largo del siglo XVIII fueron importantes los cenáculos, círculos, academias, tertulias, etc. que constituían una de las características más importantes de su panorama cultural. Todas ellas surgen de una tendencia general calificable como de "cultura dirigida": una minoría se consideraba poseedora de una ilustración superior y trata de encauzar la corriente de opinión desde esa institución. La más importante de todas fue la Real Academia de la Lengua, fundada en 1713 por don Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena.
En su acta de constitución se dice que nace para "combatir" los errores en que se halla envuelto el idioma español, con la introducción de muchas voces bárbaras e impropias para el uso de la gente discreta.
En esta labor de orientación y defensa de la pureza de la lengua, tiene la Academia tres grandes realizaciones:
1º DICCIONARIO DE ALITORIDADES (6v.)
Todas las palabras van acompañadas de breves textos extraídos de obras literarias, científicas, que prueban la exactitud de la definición y casta. Se incluyen también las definiciones de las diversas ciencias, artes y oficios.
Gil Gaya pondera la "alta calidad del resultado", a pesar del diferente nivel de preparación de los académicos.
La Academia francesa se basó también en la autoridad de los mejores escritores, pero no imprimió los textos en los que se basaba; no admitió las voces provinciales, excluyó el vocabulario de las ciencias y las artes, y se desentendió por entero de la literatura medieval por lo que se inició la separación del "buen francés" del habla popular.
La Academia Española, aunque parezca que representa el lenguaje de los doctos, demostró la escasa consistencia que tiene entre nosotros toda diferencia entre lo popular y lo sabio, por eso se aceptó como autoridad toda la literatura medieval y el Siglo de Oro. Atentos a todo lo que fuera castizo, incluyeron los romances, la poesía popular y el refranero, considerándolos como autoridades que garantizaba 1a tradición oral. De igual manera incluyó la literatura picaresca y palabras de jerigonza o germanía.
2º ORTOGRAFIA:
La obra era imprescindible. Hasta entonces se habían originado, por así decirlo, dos periodos ortográficos:
a.) Fonético: desde la aparición del romance hasta las primeras confusiones fonéticas del siglo XVI. La ortografía arcaica es preferentemente fonética, apenas hay rasgos equívocos, como rr / r, g- / j-. En los escritores eruditos la irregularidad procede de la obsesión etimológica y de la tendencia latinizante de conservar letras sin valor fonético y grupos ya reducidos.
b.) Anárquico: llega hasta el siglo XVIII. Encuentra su punto álgido en el XVII, en el que los gramáticos preceptúan reglas para todos los gustos, y la gente culta no encuentra ya apoyo en la etimología, llegándose hasta un nivel de vacilación que alcanza a la misma imprenta.
La Academia, fiel a su espíritu neoclásico hizo al principio algunas concesiones a la etimología y la tiranía del latín: restaura la grafía y pronunciación de solemne, digno, efecto; escribe phisica, christiano..., pero luego abandona estos intentos de reacción cultista, de una manera progresiva.
A lo largo del siglo publicó tres ediciones. Entre la primera y la última se ordenaron importantes reformas, que acabaron paulatinamente con la anarquía, y prefiguraron la escritura moderna:
1- Supresión de la ‑ss‑.
2‑ Sustitución de ph y th por f‑ y t-
3‑ Empleo de x con su valor actual; antes representaba el sonido g- o j-
­4‑ Desaparición de ç, e imposición de la grafía za, ce, ci, zo, zu.
5‑ Empleo de y para el sonido consonántico de vaya y no como entonces vaia.
6‑ Imposición de las grafías cua, cui, con c , y no con q.
7- Sustitución de ch por c y qu, en palabras como Cristo y quimera.
3º GRAMATICA
Tardó cerca de 30 años en terminarla y sus resultados no fueron tan extraordinarios como los del diccionario. La oportunidad parecía conveniente. Afirma Lázaro Carreter que los planes de estudio no disponían el estudio del español a ningún nivel, reduciéndose la educación idiomática a saber, en el mejor de los casos, leer y escribir. Una disposición de Carlos III, en 1780, impuso la obligatoriedad de enseñar español en todas las escuelas del reino. Para ello se utilizó la gramática de la Academia de la lengua.
Al español le quedaba un último bastión por conquistar: la Universidad. La actitud oficial, que mantenía 4000 cátedras universitarias dedicadas al estudio del latín, se oponía, apoyada por diversas órdenes religiosas, a la entrada del romance en la Universidad. Por entonces se desarrolló un movimiento favorable al castellano, en el que participaron importantes escritores y científicos, con Feijoo a la cabeza, y seguidos de Martín Sarmiento, Forner... Mención aparte merece Jovellanos, quien consideraba que el camino para engrandecer a España era crear una ciencia y estudiarla en español. Sus ideas fueron tenidas en cuenta al acabar la Guerra de la Independencia y la Regencia formó una junta para proceder a la reforma de los estudios del país.
Galicismos.
Por último, dentro de este aspecto, nos queda por ver el problema de los galicismos, cuya introducción y cuyas críticas se hacían sin ninguna medida. Esta penetración estaba facilitada y favorecida, por una parte, por gentes frívolas, pero, por otra parte, había razones profundas para que entraran: la nueva cultura, ciencia, filosofía, poética, etc. se estaban forjado fuera y su vocabulario carecía generalmente de correspondencia en español.
Frente a esta importación de galicismos se formó el purismo con actitudes más o menos rigurosas, y consideraciones más o menos políticas. El Purismo en su manifestación más moderada rechaza el neologismo superfluo, y acepta a regañadientes el necesario. La lucha entre puristas e innovadores constituye uno de los episodios culturales más animados del siglo, expresión en definitiva, de un problema cultural de fondo.
La Academia militó en lss filas del purismo, pero a pesar de todas las resistencias, se insertaron bastantes galicismos en el léxico y fraseología del idioma: bayoneta, báscula, bufanda, chocar, llamar la atención, plegarse a las circunstancias, poner en ridículo, interesarse por alguien...

B.‑ La literatura.
El estudio del siglo VIII se ha visto persistentemente mediatizado por muchos tópicos, siendo el más importante el de su supuesta pobreza literaria. Situado entre dos siglos "gigantes" ha sufrido acaso las injustas comparaciones en los géneros en los que no triunfó: poesía, novela y drama. De aquí se ha llegado a una generalización tan injusta como errónea: decadencia y literaria que contrasta violentamente con la libertad y creación artística de los siglos inmediatamente anterior y posterior.
En esta apreciación peyorativa han pesado profundos criterios políticos y religiosos. No es extraño que los tópicos más arraigados sean los puestos en circulación por Menéndez y Pelayo, que lo juzgó desde un punto de vista tradicionalista, al menos en su "Historia de los heterodoxos españoles", aunque luego atenuara su visión en la "Historia de las ideas estéticas".
Su postura se mantiene con bastante persistencia, y aún Menéndez Pidal afirma que es un período de gran decadencia de la prosa y que el lenguaje que entonces se escribe tiene ordinariamente gran abundancia de defectos. Como consecuencia, el siglo XVIII, es un siglo de gran escasez de estudios críticos, que sólo hoy día parece que empiezan a resurgir claramente.
Efectivamente, desde hace tres décadas, la situación ha cambiado, y "ese desconocido" del que hablaba Américo Castro empieza a no serlo tanto. El interés ha surgido de esa misma comparación, pero considerada ahora como reversible: los literatos del siglo XVIII, quedan raquíticos al lado de los del Siglo de Oro, pero si nos atenemos a los géneros de contenido ideológico, el resultado es inverso: Alborg se preguntaba qué es lo que está más cerca de nosotros, si los dramas de honor, o el pensamiento de Jovellanos; las sátiras contra cornudos o la gigantesca tarea depuradora de Feijoo..."
‑El carácter general de la cultura palia en parte la ausencia de obras maestras, aunque en modo alguno la justifique. Al contrario, los valores lingüísticos y el hallazgo de una prosa apta para las nuevas exigencias resaltan poderosamente en medio de esta pobreza. En contra de la norma barroca (idioma como exhibición), se impone el empleo instrumental de la lengua. Si en el siglo XVII la virtud esencial fue el ingenio, en el XVIII la facultad únicamente valorable es la razón. En tales circunstancias se comprenderá la concepción meramente instrumental del idioma, frente al exhibicionismo de la centuria anterior.
‑De lo dicho anteriormente y dentro del carácter de la cultura, en la literatura va a predominar lo político y lo social; con bastante frecuencia, la acción del escritor va obedecer a inspiraciones estatales.
‑El último tercio del siglo estuvo dominado por el neoclasicismo. Los neoclásicos perfilan el lenguaje literario. El idioma será fiel reflejo del pensamiento, no de la fantasía ni de la emoción. Los ornamentos sobran en la prosa y sólo se aceptan si son pálidos y previsibles en la poesía. Quedan proscritos los excesos: arcaísmos y vulgarismos. El único modelo de lengua será la lengua medioculta de las personas ilustradas. Así la lengua poética del XVIII resulta desustanciada y poco apta para la creación literaria propiamente dicha, pero en cambio su permeabilidad para las voces nuevas necesarias, su culto a la medida y la discreción, configuró lo que ya, con pleno derecho, podríamos llamar español moderno.
‑Por tanto, debemos tener en cuenta dos postulados para la comprensión y estudio de la literatura española del siglo XVIII:
1º Que en sus líneas fundamentales será eco o reflejo de lo que en plano más vasto ocurre en Europa.
2º Que el concepto mismo de literatura se amplía considerablemente en este tiempo, hasta incluir, con carácter enciclopédico, casi todas las ramas del saber humano.